Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.3.20-21

Texto

ekāntino yasya na kañcanārthaṁ
vāñchanti ye vai bhagavat-prapannāḥ
aty-adbhutaṁ tac-caritaṁ sumaṅgalaṁ
gāyanta ānanda-samudra-magnāḥ
tam akṣaraṁ brahma paraṁ pareśam
avyaktam ādhyātmika-yoga-gamyam
atīndriyaṁ sūkṣmam ivātidūram
anantam ādyaṁ paripūrṇam īḍe

Synonyms

ekāntinaḥ — los devotos puros (cuyo único deseo es ser conscientes de Kṛṣṇa); yasya — el Señor, de quien; na — no; kañcana — alguna; artham — bendición; vāñchanti — desean; ye — aquellos devotos que; vai — en verdad; bhagavat-prapannāḥ — completamente entregados a los pies de loto del Señor; ati-adbhutam — que son maravillosas; tat-caritam — las actividades del Señor; su-maṅgalam — y muy auspicioso (el hecho de escuchar); gāyantaḥ — por cantar y escuchar; ānanda — de bienaventuranza trascendental; samudra — en el océano; magnāḥ — que están inmersos; tam — a Él; akṣaram — que existe eternamente; brahma — el Supremo; param — trascendental; para-īśam — el Señor de las personalidades supremas; avyaktam — invisible o que no puede ser percibido por la mente y los sentidos; ādhyātmika — trascendental; yoga — mediante el bhakti-yoga, el servicio devocional; gamyam — que puede obtenerse (bhaktyā mām abhijānāti); ati-indriyam — más allá de la percepción de los sentidos materiales; sūkṣmam — diminuta; iva — como; ati-dūram — muy lejos; anantam — ilimitada; ādyam — la causa original de todo; paripūrṇam — plenamente perfecto; īḍe — ofrezco mis reverencias.

Translation

Los devotos puros, que no desean nada más que servir al Señor, Le adoran, completamente entregados, y siempre cantan y escuchan acerca de Sus actividades, que son muy maravillosas y auspiciosas. Así, están siempre inmersos en el océano de la bienaventuranza trascendental. Esos devotos nunca piden al Señor ninguna bendición. Yo, en cambio, estoy en peligro, y por ello oro a la Suprema Personalidad de Dios, que existe eternamente y es invisible, que es el Señor de todas las grandes personalidades, tales como Brahmā, y a quien solamente se puede llegar mediante el bhakti-yoga trascendental. Él es extraordinariamente sutil, de modo que está fuera del alcance de mis sentidos, y es trascendental a toda percepción externa. Él es ilimitado, es la causa original y goza de perfecta plenitud en todo. A Él ofrezco mis reverencias.

Purport

anyābhilāṣitā-śūnyaṁ
jñāna-karmādy-anāvṛtam
ānukūlyena kṛṣṇānu-
śīlanaṁ bhaktir uttamā

(Bhakti-rasāmṛta-sindhu 1.1.11)

«El servicio amoroso trascendental al Supremo Señor Kṛṣṇa debe ofrecerse con actitud favorable y sin deseo de obtener beneficios materiales de las actividades fruitivas y de la especulación filosófica. Eso recibe el nombre de servicio devocional puro». Los devotos puros no tienen nada que pedir a la Suprema Personalidad de Dios; pero Gajendra, el rey de los elefantes, forzado por las circunstancias, estaba pidiendo una bendición inmediata, pues no tenía otra forma de salvarse. A veces, cuando no queda otro remedio, el devoto puro, que depende por completo de la misericordia del Señor Supremo, ora pidiendo alguna bendición. Pero en su oración también hay remordimiento. Desde la posición en que se encuentra, la persona que canta y escucha constantemente los pasatiempos trascendentales del Señor no tiene nada que pedir en cuestión de beneficios materiales. Solo el devoto completamente puro puede disfrutar de la felicidad trascendental que se deriva de cantar y bailar con el éxtasis del movimiento de saṅkīrtana. Un devoto corriente no puede encontrar ese éxtasis. El Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu nos mostró la forma de disfrutar de bienaventuranza trascendental por el simple proceso de cantar, escuchar y danzar en éxtasis. Así es el bhakti-yoga. Por consiguiente, el rey de los elefantes dijo: ādhyātmika-yoga-gamyam, indicando que solo quien se eleva al plano trascendental puede llegar al Señor Supremo. Aunque esa bendición de poder llegar al Señor cuesta muchísimas vidas, Śrī Caitanya Mahāprabhu la ha puesto al alcance de todos, incluso de las almas caídas sin ningún tipo de patrimonio en la vida espiritual. Esto puede verse en la práctica en el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa. Por lo tanto, la senda del bhakti-yoga es el proceso inmaculado mediante el cual podemos alcanzar a la Suprema Personalidad de Dios. Bhaktyāham ekayā grāhyaḥ: Solo mediante el servicio devocional podemos alcanzar al Señor Supremo. En el Bhagavad-gītā (7.1), el Señor dice:

mayy āsakta-manāḥ pārtha
yogaṁ yuñjan mad-āśrayaḥ
asaṁśayaṁ samagraṁ māṁ
yathā jñāsyasi tac chṛṇu

«Ahora escucha, ¡oh, hijo de Pṛthā!, cómo practicando el yoga con plena conciencia de Mí, con la mente apegada a Mí, puedes conocerme por completo, libre de toda duda». Por el simple hecho de estar apegados al proceso de conciencia de Kṛṣṇa y pensar constantemente en los pies de loto de Kṛṣṇa, podemos entender perfectamente a la Suprema Personalidad de Dios, sin ninguna duda.