Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.4.53-54

Texto

śrī-brahmovāca
sthānaṁ madīyaṁ saha-viśvam etat
krīḍāvasāne dvi-parārdha-saṁjñe
bhrū-bhaṅga-mātreṇa hi sandidhakṣoḥ
kālātmano yasya tirobhaviṣyati
ahaṁ bhavo dakṣa-bhṛgu-pradhānāḥ
prajeśa-bhūteśa-sureśa-mukhyāḥ
sarve vayaṁ yan-niyamaṁ prapannā
mūrdhnyārpitaṁ loka-hitaṁ vahāmaḥ

Palabra por palabra

śrī-brahmā uvāca—el Señor Brahmā dijo; sthānam—el lugar en que yo estoy; madīyam—mi residencia, Brahmaloka; saha—con; viśvam—el universo entero; etat—este; krīḍā-avasāne—al final del período de los pasatiempos de la Suprema Personalidad de Dios; dvi-parārdha-saṁjñe—el momento que se conoce como el final de un dvi-parārdha; bhrū-bhaṅga-mātreṇa—con un simple gesto de las cejas; hi—en verdad; sandidhakṣoḥ—de la Suprema Personalidad de Dios, cuando desea quemar el universo entero; kāla-ātmanaḥ—de la forma de destrucción; yasya—de quien; tirobhaviṣyati—será destruido; aham—yo; bhavaḥ—el Señor Śiva; dakṣa—Prajāpati Dakṣa; bhṛgu—el gran santo Bhṛgu; pradhānāḥ—y otros como ellos; prajā-īśa—los controladores de los prajās; bhūta-īśa—los controladores de las entidades vivientes; sura-īśa—los controladores de los semidioses; mukhyāḥ—encabezados por ellos; sarve—todos ellos; vayam—también nosotros; yat-niyamam—cuyo principio regulativo; prapannāḥ—están entregados; mūrdhnyā arpitam—postrar nuestras cabezas; loka-hitam—para beneficio de todas las entidades vivientes; vahāmaḥ—cumplir las órdenes que rigen a las entidades vivientes.

Traducción

El Señor Brahmā dijo: Al final de un dvi-parārdha, cuando el Señor da fin a Sus pasatiempos, el Señor Viṣṇu, con un simple gesto de Sus cejas, destruye el universo entero, y con él, nuestras propias moradas. Grandes personalidades como yo y el Señor Śiva, así como Dakṣa, Bhṛgu y los demás grandes santos, junto con los gobernantes de las entidades vivientes, de la sociedad humana y de los semidioses, nos sometemos a esa Suprema Personalidad de Dios, el Señor Viṣṇu, postrando nuestras cabezas, y cumplimos Sus órdenes para beneficio de todas las entidades vivientes.

Significado

El Bhagavad-gītā (10.34) dice: mṛtyuḥ sarva-haraś cāham: La Suprema Personalidad de Dios, cuando viene en la forma de la muerte, o como el controlador supremo del tiempo, lo quita todo. En otras palabras, la opulencia, la fama, el prestigio y todo lo que poseemos nos ha sido dado por el Señor Supremo con alguna finalidad. El alma entregada tiene el deber de cumplir las órdenes del Supremo. Nadie puede ignorar Su autoridad. Teniendo en cuenta las circunstancias, el Señor Brahmā se negó a brindar refugio a Durvāsā Muni, que deseaba protegerse del poderoso cakra Sudarśana enviado por el Señor.