Skip to main content

Śrī caitanya-caritāmṛta Ādi-līlā 2.5

Texto

yad advaitaṁ brahmopaniṣadi tad apy asya tanu-bhā
ya ātmāntar-yāmī puruṣa iti so ’syāṁśa-vibhavaḥ
ṣaḍ-aiśvaryaiḥ pūrṇo ya iha bhagavān sa svayam ayaṁ
na caitanyāt krṣṇāj jagati para-tattvaṁ param iha

Synonyms

yat — aquello que; advaitam — sin igual; brahma — el Brahman impersonal; upaniṣadi — en los Upaniṣads; tat — eso; api — ciertamente; asya — Suya; tanu-bhā — la refulgencia de Su cuerpo trascendental; yaḥ — que; ātmā — la Superalma; antaḥ-yāmī — el Señor que reside en el interior; puruṣaḥ — el disfrutador supremo; iti — así pues; saḥ — Él; asya — Suya; aṁśa-vibhavaḥ — expansión de una porción plenaria; ṣaṭ-aiśvaryaiḥ — con las seis opulencias; pūrṇaḥ — completo; yaḥ — quien; iha — aquí; bhagavān — la Suprema Personalidad de Dios; saḥ — Él; svayam — Él mismo; ayam — éste; na — no; caitanyāt — que el Señor Caitanya; kṛṣṇāt — que el Señor Kṛṣṇa; jagati — en el mundo; para — más elevada; tattvam — verdad; param — otra; iha — aquí.

Translation

Lo que describen los Upaniṣads como el Brahman impersonal no es más que la refulgencia de Su cuerpo, y el Señor conocido como la Superalma no es más que Su porción plenaria localizada. El Señor Caitanya es la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa, completo en seis opulencias. Él es la Verdad Absoluta, y ninguna otra verdad es mayor ni igual a Él.

Purport

Los recopiladores de los Upaniṣads elogian mucho el Brahman impersonal. Los Upaniṣads, que se consideran la parte más elevada de las Escrituras védicas, están destinados a aquellos que desean verse libres del contacto con la materia y que, por ello, acuden a un maestro espiritual auténtico para que les instruya. El prefijo upa- significa que el conocimiento sobre la Verdad Absoluta se debe recibir de un maestro espiritual. Quien tiene fe en su maestro espiritual recibe realmente la instrucción trascendental, y, a medida que su apego por la vida material se debilita, es capaz de avanzar en el camino espiritual. El conocimiento de la ciencia trascendental de los Upaniṣads puede liberar de los enredos de la existencia en el mundo material, y una vez así obtenida la liberación, es posible elevarse al reino espiritual de la Suprema Personalidad de Dios mediante el avance en la vida espiritual.

El comienzo de la iluminación espiritual consiste en comprender el Brahman impersonal. Esta comprensión se va logrando por la negación gradual de la abigarrada variedad material. La comprensión del Brahman impersonal es la experiencia parcial y distante de la Verdad Absoluta, que se obtiene por el método racional. Se compara al hecho de ver una colina desde lejos y creer que se trata de una nube de humo. Una colina no es una nube de humo, pero lo parece desde lejos a causa de nuestra visión imperfecta. En la comprensión imperfecta o nublada de la Verdad Absoluta, la diversidad espiritual brilla por su ausencia. Esta experiencia se llama, por tanto, advaita-vāda, la comprensión de la unidad del Absoluto.

La brillante refulgencia impersonal del Brahman consiste en los rayos corporales personales del Dios Supremo, Śrī Kṛṣṇa. Puesto que Śrī Gaurasundara, el Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu, es idéntico a Śrī Kṛṣṇa, la refulgencia Brahman consiste en los rayos de Su cuerpo trascendental.

Igualmente, la Superalma, que se denomina Paramātmā, es una representación plenaria de Caitanya Mahāprabhu. Antar-yāmī, la Superalma que está en el corazón de todos, es quien controla a todas las entidades vivientes. Así se confirma en la Bhagavad-gītā (15.15), donde el Señor Kṛṣṇa dice: sarvasya cāhaṁ hṛdi sanniviṣṭaḥ, «Yo estoy en el corazón de todos». La Bhagavad-gītā afirma también (5.29): bhoktāraṁ yajña-tapasāṁ sarvaloka-maheśvaram, señalando que el Señor Supremo, actuando en la forma de Su expansión como Superalma, es el propietario de todo. También afirma la Brahma-saṁhitā (5.35): aṇḍāntara-stha-paramāṇu-cayāntara-stham. El Señor está presente en todas partes, en el corazón de toda entidad viviente, así como dentro de cada átomo. Así pues, en Su aspecto de Superalma, el Señor es omnipresente.

Además, el Señor Caitanya también es el amo de toda riqueza, fuerza, fama, belleza, conocimiento y renunciación, porque es el mismo Śrī Kṛṣṇa. De Él se dice que es pūrṇa, completo. En la forma del Señor Caitanya, el Señor es un renunciante ideal, lo mismo que Śrī Rāma fue un rey ideal. El Señor Caitanya entró en la orden de sannyāsa y, con Su propia vida, dio ejemplo de principios extraordinariamente maravillosos. Nadie puede comparársele en la orden de sannyāsa. Aunque en Kali-yuga se prohibe generalmente entrar en la orden de sannyāsa, el Señor Caitanya lo hizo porque Él es completamente renunciado. Los demás no pueden imitarle, sino solamente seguir Sus pasos lo más que puedan. Los mandatos de los śāstras prohiben estrictamente entrar en esa orden de vida a aquellos que son incapaces de seguirla. El Señor Caitanya, sin embargo, es completamente renunciado y posee en plenitud todas las demás opulencias. Él es, por tanto, el principio más elevado de la Verdad Absoluta.

Mediante un estudio analítico de la verdad del Señor Caitanya, se verá que no es diferente de la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa; nadie es mayor que Él, ni siquiera igual a Él. En la Bhagavad-gītā (7.7), el Señor Kṛṣṇa dice a Arjuna: mattaḥ parataraṁ nānyat kiñcid asti dhanañjaya, «¡Oh, conquistador de riquezas (Arjuna)!, no hay verdad superior a Mí». De esta manera se confirma que no hay verdad superior al Señor Śrī Kṛṣṇa Caitanya.

El Brahman impersonal es el objetivo de aquellos que cultivan el estudio de libros de conocimiento trascendental, y la Superalma es el objetivo de aquellos que practican el yoga. El que conoce a la Suprema Personalidad de Dios sobrepasa la comprensión tanto del Brahman como de Paramātmā, porque Bhagavān es el nivel culminante del conocimiento absoluto.

La Personalidad de Dios es la forma completa de sac-cid-ānanda (lleno de vida, conocimiento y bienaventuranza). Comprendiendo la parte sat de la Totalidad Completa (existencia sin límites), se comprende el aspecto Brahman impersonal del Señor. Comprendiendo la parte cit de la Totalidad Completa (conocimiento ilimitado), se puede comprender el aspecto localizado del Señor, Paramātmā. Pero ninguna de estas comprensiones parciales de la Totalidad Completa servirán para comprender ānanda, la bienaventuranza plena. Sin comprensión del aspecto ānanda, el conocimiento de la Verdad Absoluta es incompleto.

Este verso del Caitanya-caritāmṛta de Kṛṣṇadāsa Kavirāja Gosvāmī está confirmado por una declaración semejante que se encuentra en el Tattva-sandarbha, de Śrīla Jīva Gosvāmī. En la Parte Novena de esa obra, se dice que la Verdad Absoluta es a veces abordada como Brahman impersonal, el cual, aunque espiritual, es sólo una representación parcial de la Verdad Absoluta. Nārāyaṇa, la Deidad regente de Vaikuṇṭha, es una expansión de Śrī Kṛṣṇa, pero Śrī Kṛṣṇa es la Verdad Absoluta Suprema, el objeto del amor trascendental de todas las entidades vivientes.