Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.12.38

Texto

śrī-bhagavān uvāca
diṣṭyā tvaṁ vibudha-śreṣṭha
svāṁ niṣṭhām ātmanā sthitaḥ
yan me strī-rūpayā svairaṁ
mohito ’py aṅga māyayā

Palabra por palabra

śrī-bhagavān uvāca—la Suprema Personalidad de Dios dijo; diṣṭyā—toda buena fortuna; tvam—a ti; vibudha-śreṣṭha—¡oh, tú, el mejor de todos los semidioses!;svām—en tu propia; niṣṭhām—situación establecida; ātmanā—de tu propia persona; sthitaḥ—estás situado; yat—como; me—Mía; strī-rūpayā—aparición en forma de mujer; svairam—suficientemente; mohitaḥ—hechizado; api—a pesar de; aṅga—¡oh, Señor Śiva!; māyayā—por Mi potencia.

Traducción

La Suprema Personalidad de Dios dijo: ¡Oh, tú, el mejor de los semidioses!, en virtud de Mi potencia, he adoptado una forma de mujer y te he hecho pasar enormes angustias; sin embargo, permaneces estable en tu posición. Por ello, te deseo toda buena fortuna.

Significado

El Señor Śiva es el mejor de los semidioses, y, por lo tanto, el mejor de los devotos (vaiṣṇavānāṁ yathā śambhuḥ). Por esa razón, la Suprema Personalidad de Dios alabó su carácter ejemplar, y le ofreció Su bendición diciendo: «Te deseo toda buena fortuna». A veces, cuando un devoto está un poco orgulloso, el Señor Supremo manifiesta Su poder supremo para purificarle de esa idea errónea. Tras haber sido fuertemente hostigado por la potencia del Señor Viṣṇu, el Señor Śiva volvió a su condición normal, libre de agitaciones. Esa es la posición del devoto, que no debe agitarse en ninguna circunstancia, ni aun ante los peores reveses. Como se confirma en el Bhagavad-gītā (6.22): yasmin sthito na duḥkhena guruṇāpi vicālyate: El devoto tiene plena fe en la Suprema Personalidad de Dios, y debido a ello nunca se agita, ni siquiera ante las más grandes pruebas. Esa ausencia de orgullo solo está al alcance de los devotos de primera categoría, entre los cuales está el Señor Śambhu.