Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.1.12

Texto

na yasyādy-antau madhyaṁ ca
svaḥ paro nāntaraṁ bahiḥ
viśvasyāmūni yad yasmād
viśvaṁ ca tad ṛtaṁ mahat

Palabra por palabra

na—ni; yasya—de quien (de la Suprema Personalidad de Dios); ādi—un comienzo; antau—final; madhyam—medio; ca—también; svaḥ—propio; paraḥ—otros;na—ni; antaram—interior; bahiḥ—exterior; viśvasya—de toda la manifestación cósmica; amūni—todas esas consideraciones; yat—de cuya forma; yasmāt—de Él, que es la causa de todo; viśvam—el universo entero; ca—y; tat—todos ellos; ṛtam—verdad; mahat—enormemente grande.

Traducción

La Suprema Personalidad de Dios no tiene comienzo, final ni punto medio. Él no pertenece a una nación o persona determinada. En Él no hay interior ni exterior. De la personalidad del Señor Supremo están ausentes las dualidades que hallamos en el mundo material, como principio y final, mío y suyo. El universo, que emana de Él, es otro aspecto del Señor. Por lo tanto, el Señor Supremo es la Verdad Suprema, y es completo en Su grandeza.

Significado

A la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa, se Le describe en la Brahma-saṁhitā (5.1):

īśvaraḥ paramaḥ kṛṣṇaḥ
sac-cid-ānanda-vigrahaḥ
anādir ādir govindaḥ
sarva-kāraṇa-kāraṇam

«Kṛṣṇa, a quien se conoce como Govinda, es el controlador supremo. Él tiene un cuerpo espiritual, bienaventurado y eterno. Él es el origen de todo. Él no tiene ningún otro origen, pues es la causa original de todas las causas». La existencia del Señor no tiene causa, pues Él es la causa de todo. Él está en todo (mayā tatam idaṁ sarvam) y Se expande en todo, pero no lo es todo. Él es acintya-bedhābheda, uno y diferente a la vez. Este verso lo explica. Bajo el condicionamiento material, estamos sujetos a los conceptos de principio, final y punto medio, pero nada de eso existe para la Suprema Personalidad de Dios. La manifestación cósmica universal es también el virāḍ-rūpa que le fue mostrado a Arjuna en el Bhagavad-gītā. Por lo tanto, el Señor es la Verdad Absoluta y el más grande, pues está en todas partes y en todo momento. Su grandeza es completa. Dios es grande, y este verso explica las dimensiones de Su grandeza.