Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.10.49

Texto

sa vā ayaṁ brahma mahad-vimṛgya-
kaivalya-nirvāṇa-sukhānubhūtiḥ
priyaḥ suhṛd vaḥ khalu mātuleya
ātmārhaṇīyo vidhi-kṛd guruś ca

Palabra por palabra

saḥ—esa (Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa); vā—también; ayam—este; brahma—el Brahman impersonal (que es una emanación de Kṛṣṇa); mahat—por grandes personalidades; vimṛgya—buscado;kaivalya—unidad; nirvāṇa-sukha—de felicidad trascendental; anubhūtiḥ—la fuente de experiencia práctica;priyaḥ—muy, muy querido; suhṛt—bienqueriente; vaḥ—de ustedes; khalu—en verdad; mātuleyaḥ—el hijo de un tío materno; ātmā—exactamente como el cuerpo y el alma juntos; arhaṇīyaḥ—adorable (porque es la Suprema Personalidad de Dios); vidhi-kṛt—(aun así, les sirve como) un criado; guruḥ—su consejero supremo;ca—también.

Traducción

El Brahman impersonal es Kṛṣṇa mismo, ya que Kṛṣṇa es la fuente del Brahman impersonal. Él es el origen de la bienaventuranza trascendental que buscan las grandes personas santas; y, sin embargo, Él, la Persona Suprema, es su más querido amigo y constante bienqueriente, y está estrechamente emparentado con ustedes como hijo de su tío materno. En verdad, Él es siempre su cuerpo y alma. Aunque es digno de adoración, actúa como sirviente suyo y, a veces, como su maestro espiritual.

Significado

Con respecto a la Verdad Absoluta, hay diferencias de opinión. Un tipo de trascendentalistas llegan a la conclusión de que la Verdad Absoluta es impersonal, mientras que para otros la conclusión es que la Verdad Absoluta es una persona. En el Bhagavad-gītā se acepta que la Verdad Absoluta es la Persona Suprema. De hecho, en el Bhagavad-gītā, la propia Persona Suprema, el Señor Kṛṣṇa, nos enseña:brahmaṇo hi pratiṣṭhāham, mattaḥ parataraṁ nānyat: «El Brahman impersonal es una manifestación parcial Mía, y no hay verdad superior a Mí». Ese mismo Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios, actuó como amigo y bienqueriente supremo de los Pāṇḍavas, y, en ocasiones, llegó incluso a actuar como su sirviente, llevando, por ejemplo, una carta de los Pāṇḍavas a Dhṛtarāṣṭra y Duryodhana. Como era el bienqueriente de los Pāṇḍavas, Kṛṣṇa también fue su guru y actuó como maestro espiritual de Arjuna. Arjuna aceptó a Kṛṣṇa como maestro espiritual (śiṣyas te 'haṁ śādhi māṁ tvāṁ prapannam), y Kṛṣṇa a veces le reprendió, diciéndole, por ejemplo: aśocyān anvaśocas tvaṁ prajñā-vādāṁś ca bhāṣase: «Mientras hablas con palabra doctas, te lamentas por lo que no es digno de lamentación». El Señor le dijo también: kutas tvā kaśmalam idaṁ viṣame samupasthitam: «Mi querido Arjuna, ¿de dónde te han salido esas impurezas?». Esa era la íntima relación entre los Pāṇḍavas y Kṛṣṇa. Del mismo modo, el devoto puro del Señor siempre está con Kṛṣṇa, pase lo que pase; su modo de vida es Kṛṣṇa. Eso es lo que dice la autoridad Śrī Nārada Muni.