Skip to main content

CC Antya-līlā 7.110-111

Texto

“nitya āmāra ei sabhāya haya kakṣā-pāta
eka-dina upare yadi haya mora bāt
tabe sukha haya, āra saba lajjā yāya
sva-vacana sthāpite āmi ki kari upāya?”

Palabra por palabra

nitya—cada día; āmāra—mía; ei—esta; sabhāya—en la reunión; haya—hay; kakṣā-pāta—derrota; eka-dina—un día; upare—por encima; yadi—si; haya—son; mora—mías; bāt—palabras; tabe—entonces; sukha—felicidad; haya—hay; āra—y; saba—toda; lajjā—vergüenza; yāya—se va; sva-vacana—mi afirmación; sthāpite—para establecer; āmi—yo; ki—qué; kari—seguiré; upāya—medio.

Traducción

«Todos los días me reúno con los devotos y salgo derrotado. Si, por casualidad, un día venciese yo, sería una gran fuente de felicidad para mí, y toda la vergüenza que siento desaparecería. ¿Pero cómo haré para que se impongan mis argumentos?»