Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.6.23-24

Texto

dhundhumāra iti khyātas
tat-sutās te ca jajvaluḥ
dhundhor mukhāgninā sarve
traya evāvaśeṣitāḥ
dṛḍhāśvaḥ kapilāśvaś ca
bhadrāśva iti bhārata
dṛḍhāśva-putro haryaśvo
nikumbhas tat-sutaḥ smṛtaḥ

Palabra por palabra

dhundhu-māraḥ—el que mató a Dhundhu; iti—así; khyātaḥ—célebre; tat-sutāḥ—sus hijos; te—todos ellos; ca—también; jajvaluḥ—quemados; dhundhoḥ—de Dhundhu; mukha-agninā—por el fuego que emanaba de la boca; sarve—todos ellos; trayaḥ—tres; eva—solamente; avaśeṣitāḥ—quedaron vivos; dṛḍhāśvaḥ—Dṛḍhāśva; kapilāśvaḥ—Kapilāśva; ca—y; bhadrāśvaḥ—Bhadrāśva; iti—así; bhārata—¡oh, Mahārāja Parīkṣit!; dṛḍhāśva-putraḥ—el hijo de Dhṛḍhāśva; haryaśvaḥ—llamado Haryaśva; nikumbhaḥ—Nikumbha; tat-sutaḥ—su hijo; smṛtaḥ—bien conocido.

Traducción

¡Oh, Mahārāja Parīkṣit!, por esa razón, Kuvalayāśva es famoso con el nombre de Dhundhumāra [«el que mató a Dhundhu»]. Sin embargo, el fuego que emanaba de la boca de Dhundhu acabó con todos sus hijos, con excepción de tres. Los supervivientes fueron Dṛḍhāśva, Kapilāśva y Bhadrāśva. De Dṛḍhāśva nació Haryaśva, cuyo hijo se llamó Nikumbha.