Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.23.35-36

Texto

jyāmaghas tv aprajo ’py anyāṁ
bhāryāṁ śaibyā-patir bhayāt
nāvindac chatru-bhavanād
bhojyāṁ kanyām ahāraṣīt
ratha-sthāṁ tāṁ nirīkṣyāha
śaibyā patim amarṣitā
keyaṁ kuhaka mat-sthānaṁ
ratham āropiteti vai
snuṣā tavety abhihite
smayantī patim abravīt

Palabra por palabra

jyāmaghaḥ—el rey Jyāmagha; tu—en verdad; aprajaḥ api—aunque sin descendencia; anyām—otra; bhāryām—esposa; śaibyā-patiḥ—porque era el esposo de Śaibyā; bhayāt—por miedo; na avindat—no aceptó; śatru-bhavanāt—del territorio enemigo; bhojyām—una prostituta empleada para complacer los sentidos; kanyām—muchacha; ahāraṣīt—trajo; ratha-sthām—que estaba sentada en la cuadriga;tām—a ella; nirīkṣya—al ver; āha—dijo; śaibyā—Śaibyā, la esposa de Jyāmagha; patim—a su marido; amarṣitā—muy enfadada; kā iyam—quién es esa; kuhaka—tú, embustero; mat-sthānam—mi lugar; ratham—en la cuadriga; aropitā—se le ha permitido sentarse; iti—así; vai—en verdad; snuṣā—nuera; tava—tuya; iti—así; abhihite—informada; smayantī—sonriendo; patim—a su esposo; abravīt—dijo.

Traducción

Jyāmagha no tenía hijos, pero, por temor a su esposa, Śaibyā, no podía aceptar una segunda esposa. En cierta ocasión, Jyāmagha se trajo con él a una prostituta conquistada a un rey enemigo. Śaibyā, al ver a la muchacha, se puso muy furiosa y dijo a su marido: «Marido mío, embustero, ¿quién es esa muchacha que ocupa mi asiento en la cuadriga?». Jyāmagha contestó: «Es tu futura nuera». Al escuchar aquella jocosa respuesta, Śaibyā respondió, sonriente.