Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.8.32

Texto

tarhy eva tan-nābhi-saraḥ-sarojam
ātmānam ambhaḥ śvasanaṁ viyac ca
dadarśa devo jagato vidhātā
nātaḥ paraṁ loka-visarga-dṛṣṭiḥ

Palabra por palabra

tarhi—por lo tanto; eva—ciertamente; tat—Su; nābhi—ombligo; saraḥ—lago; sarojam—flor de loto; ātmānam—Brahmā; ambhaḥ—el agua devastadora; śvasanam—el aire que seca; viyat—el cielo; ca—también; dadarśa—miró a; devaḥ—semidiós; jagataḥ—del universo; vidhātā—autor del destino; na—no; ataḥ param—más allá; loka-visarga—creación de la manifestación cósmica; dṛṣṭiḥ—mirada.

Traducción

Cuando Brahmā, el autor del destino universal, vio al Señor de esa manera, lanzó simultáneamente una mirada sobre la creación. Brahmā vio el lago en el ombligo de Śrī Viṣṇu, y la flor de loto, así como también el agua devastadora, el aire que seca y el cielo. Todo se le hizo visible.