Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.4.25

Texto

vidura uvāca
jñānaṁ paraṁ svātma-rahaḥ-prakāśaṁ
yad āha yogeśvara īśvaras te
vaktuṁ bhavān no ’rhati yad dhi viṣṇor
bhṛtyāḥ sva-bhṛtyārtha-kṛtaś caranti

Synonyms

viduraḥ uvāca — Vidura dijo; jñānam — conocimiento; param — trascendental; sva-ātma — referente al ser; rahaḥ — misterio; prakāśam — iluminador; yat — aquello que; āha — dijo; yoga-īśvaraḥ — el amo de todos los místicos; īśvaraḥ — el Señor; te — a ti; vaktum — narrar; bhavān — tu buena persona; naḥ — a mí; arhati — merece; yat — para; hi — razón de; viṣṇoḥ — de Śrī Viṣṇu; bhṛtyāḥ — sirvientes; sva-bhṛtya-artha-kṛtaḥ — en beneficio de sus sirvientes; caranti — van a todas partes.

Translation

Vidura dijo: ¡Oh, Uddhava! Debido a que los sirvientes de Viṣṇu, el Señor, van a todas partes por el bien de servir a los demás, es muy apropiado que tengas la bondad de describir el conocimiento acerca del ser, con el que has sido iluminado por el propio Señor.

Purport

SIGNIFICADO: Los sirvientes del Señor son verdaderamente los sirvientes de la sociedad. No tienen ningún interés en la sociedad humana que no sea el de iluminarla en lo referente al conocimiento trascendental. Su interés es impartir conocimiento acerca de la relación del ser viviente con el Señor Supremo, las actividades de esa relación trascendental, y la meta final de la vida humana. Ese es el verdadero conocimiento que puede ayudar a la sociedad a alcanzar el verdadero objetivo del bienestar humano. El conocimiento referente a las necesidades corporales de comer, dormir, aparearse y temer, convertido en diversas ramas de adelanto de conocimiento, es todo temporal. El ser viviente no es el cuerpo material, sino una parte integral eterna del Ser Supremo, y por ello es esencial que reviva su conocimiento del ser. Sin ese conocimiento, la vida humana se frustra. A los sirvientes del Señor, Viṣṇu, se les confía esa labor de responsabilidad, y por eso ellos van a todas partes de la Tierra y a todos los demás planetas del universo. Así pues, el conocimiento que Uddhava recibió directamente del Señor merece ser distribuido en la sociedad humana, especialmente a personas como Vidura, que están muy avanzadas en el servicio devocional del Señor.

El verdadero conocimiento trascendental desciende a través de la sucesión discipular que va del Señor a Uddhava, de Uddhava a Vidura, y así sucesivamente. Dicho conocimiento trascendental supremo no puede adquirirse mediante el proceso de la especulación imperfecta, como lo llevan a cabo los supuestamente eruditos pendencieros mundanos. Vidura estaba ansioso de aprender de Uddhava ese conocimiento confidencial conocido como paramāṁ sthitim, en el que se conoce al Señor mediante Sus pasatiempos trascendentales. Si bien Vidura era mayor que Uddhava, estaba ansioso de volverse un sirviente de Uddhava en la relación trascendental. Śrī Caitanya también enseña esta fórmula de sucesión discipular trascendental. Śrī Caitanya aconseja recibir conocimiento trascendental de cualquiera —bien sea un brāhmaṇa o un śūdra, un casado o un sannyāsī—, siempre y cuando esa persona se encuentre verdaderamente versada en la ciencia de Kṛṣṇa. La persona que conoce la ciencia de Kṛṣṇa es verdaderamente un maestro espiritual genuino.