Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.9.10

Texto

viprād dvi-ṣaḍ-guṇa-yutād aravinda-nābha-
pādāravinda-vimukhāt śvapacaṁ variṣṭham
manye tad-arpita-mano-vacanehitārtha-
prāṇaṁ punāti sa kulaṁ na tu bhūrimānaḥ

Palabra por palabra

viprāt—que un brāhmaṇadvi-ṣaṭ-guṇa-yutat—dotado de las doce cualidades brahmínicas*; aravinda-nābha—el Señor Viṣṇu, de cuyo ombligo crece un loto; pāda-aravinda—a los pies de loto del Señor;vimukhāt—sin interés en el servicio devocional; śva-pacam—nacido en familia baja, de comedores de perros;variṣṭham—más glorioso; manye—yo considero; tat-arpita—entregados a los pies de loto del Señor; manaḥ—su mente; vacana—sus palabras; īhita—todos sus esfuerzos; artha—sus riquezas; prāṇam—y su vida;punāti—purifica; saḥ—él (el devoto); kulam—a su familia; na—no; tu—pero; bhūrimānaḥ—el que piensa, equivocadamente, que su posición es prestigiosa.

Traducción

Un brāhmaṇa puede estar dotado de las doce cualidades brahmínicas [que se explican en el libro titulado Sanat-sujāta], pero, si no es devoto y siente aversión por los pies de loto del Señor, ciertamente es inferior al devoto que, aunque nacido en una familia de comedores de perros, lo ha consagrado todo, es decir, la mente, las palabras, las actividades, las riquezas y la vida, al Señor Supremo. Ese devoto es mejor que el brāhmaṇa, porque puede purificar a toda su familia, mientras que el supuesto brāhmaṇa, absorto en el falso prestigio de su posición, no puede purificarse ni a sí mismo.

Significado

Este verso es una declaración de Prahlāda Mahārāja, una de las doce autoridades, acerca de la diferencia entre un devoto y un brāhmaṇa experto en karma-kāṇḍa, las ceremonias rituales védicas. La sociedad humana se divide en cuatro varṇas y cuatro āśramas, pero el principio fundamental consiste en llegar a ser un devoto puro perfectamente cualificado. En el Hari-bhakti-sudhodaya se dice:

bhagavad-bhakti-hīnasya
jātiḥ śāstraṁ japas tapaḥ
aprāṇasyaiva dehasya
maṇḍanaṁ loka-rañjanam

«Si alguien nace en una elevada familia de brāhmaṇaskṣatriyas o vaiśyas, pero no es devoto del Señor, todas sus buenas cualidades en su condición de brāhmaṇakṣatriya o vaiśya carecen de valor y son inútiles. En verdad, se consideran adornos en un cuerpo muerto».

En este verso, Prahlāda Mahārāja habla de los vipras, los brāhmaṇas eruditos, a quienes se considera los mejores entre las categorías de brāhmaṇakṣatriyavaiśya y śūdra; sin embargo, un devoto nacido en una degradada familia de caṇḍālas es mejor que esos brāhmaṇas, y, por supuesto, mejor que los kṣatriyas,vaiśyas y demás. El devoto es superior a todos porque está situado en la posición trascendental, en el plano del Brahman.

māṁ ca yo vyabhicāreṇa
bhakti-yogena sevate
sa guṇān samatītyaitān
brahma-bhūyāya kalpate

«Aquel que se dedica por completo al servicio devocional, firme en todas las circunstancias, trasciende de inmediato las modalidades de la naturaleza material y llega así al plano del Brahman» (Bg. 14.26). Las doce cualidades del brāhmaṇa perfectamente cualificado, según se explican en el libro titulado Sanat-sujāta, son las siguientes:

jñānaṁ ca satyaṁ ca damaḥ śrutaṁ ca
hy amātsaryaṁ hrīs titikṣānasūyā
yajñaś ca dānaṁ ca dhṛtiḥ śamaś ca
mahā-vratā dvādaśa brāhmaṇasya

A veces a los devotos europeos y americanos del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa se les acepta comobrāhmaṇas, y los supuestos brāhmaṇas de casta sienten mucha envidia de ellos. En respuesta a esa envidia, Prahlāda Mahārāja dice que el que ha nacido en una familia de brāhmaṇas, pero está envanecido por su posición de falso prestigio, no puede purificarse ni a sí mismo, y mucho menos, a su familia; sin embargo, elcaṇḍāla o persona de bajo nacimiento que es devoto y se ha entregado por completo a los pies de loto del Señor puede purificar a toda su familia. En nuestra experiencia práctica hemos visto a europeos y americanos que, gracias a su completa absorción en el plano de conciencia de Kṛṣṇa, han purificado a toda su familia, hasta el punto de que la madre de cierto devoto empleó su último aliento, en el momento de morir, para preguntar acerca de Kṛṣṇa. Por lo tanto, la teoría de que el devoto puede ofrecer el mejor de los servicios a su familia, su comunidad, su sociedad y su nación es válida, y queda demostrada en la práctica. Los necios acusan al devoto de evadirse de la realidad, pero lo cierto es que, en cuanto a elevar a la propia familia, el devoto es la persona mejor situada. El devoto lo ocupa todo en el servicio del Señor, y, por ello, siempre es glorioso.