Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.8.17

Texto

sanat-kumāro ’vatu kāmadevād
dhayaśīrṣā māṁ pathi deva-helanāt
devarṣi-varyaḥ puruṣārcanāntarāt
kūrmo harir māṁ nirayād aśeṣāt

Palabra por palabra

sanat-kumāraḥ—el gran brahmacārī llamado Sanat-kumāra; avatu—que él proteja; kāma-devāt—de las manos de Cupido, o del deseo lujurioso; haya-śīrṣā—el Señor Hayagrīva, la encarnación del Señor con cabeza de caballo; mām—a mí; pathi—en la senda; deva-helanāt—de no ofrecer reverencias respetuosas a losbrāhmaṇas, los vaiṣṇavas y el Señor Supremo; devarṣi-varyaḥ—Nārada, el mejor de los sabios santos;puruṣa-arcana-antarāt—de las ofensas en la adoración de la Deidad; kūrmaḥ—el Señor Kūrma, la tortuga;hariḥ—la Suprema Personalidad de Dios; mām—a mí; nirayāt—del infierno; aśeṣāt—ilimitado.

Traducción

Que Sanat-kumāra me proteja de los deseos lujuriosos. Que el Señor Hayagrīva me proteja de la ofensa de no ofrecer reverencias respetuosas al Señor Supremo al dar comienzo a alguna actividad auspiciosa. Que Devarṣi Nārada me proteja de cometer ofensas en la adoración de la Deidad, y que el Señor Kūrma, la tortuga, me proteja de caer en los ilimitados planetas infernales.

Significado

Los deseos lujuriosos son muy fuertes en todo el mundo, y son el mayor obstáculo en el desempeño de servicio devocional. Por ello, a las personas muy influenciadas por ese tipo de deseos se les aconseja que se refugien en Sanat-kumāra, el gran devoto brahmacārī. Nārada Muni, que es el guía en el proceso de arcana, es el autor del Nārada-pañcarātra, que prescribe los principios regulativos para la adoración de la Deidad. Todo el que se ocupe en adorar a la Deidad, tanto en casa como en el templo, debe aspirar siempre a la misericordia de Devarṣi Nārada, a fin de evitar las treinta y dos ofensas que pueden cometerse al adorar a la Deidad. Esas ofensas vienen citadas en El néctar de la devoción.