Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.8.18

Texto

dhanvantarir bhagavān pātv apathyād
dvandvād bhayād ṛṣabho nirjitātmā
yajñaś ca lokād avatāj janāntād
balo gaṇāt krodha-vaśād ahīndraḥ

Palabra por palabra

dhanvantariḥ—la encarnación Dhanvantari, el médico; bhagavān—la Suprema Personalidad de Dios; pātu—que Él me proteja; apathyāt—de cosas dañinas para la salud, como la carne, las drogas y otras sustancias embriagantes; dvandvāt—de dualidad; bhayāt—del temor; ṛṣabhaḥ—el Señor Ṛṣabhadeva; nirjita-ātmā—que dominó a la perfección su mente y su ser; yajñaḥ—Yajña; ca—y; lokāt—de la difamación del pueblo;avatāt—que Él proteja; jana-antāt—de situaciones peligrosas creadas por otras gentes; balaḥ—el Señor Balarāma; gaṇāt—de las hordas de; krodha-vaśāt—las iracundas serpientes; ahīndraḥ—el Señor Balarāma en la forma de la serpiente Śeṣa Nāga.

Traducción

Que la Suprema Personalidad de Dios, en Su encarnación de Dhanvantari, me libre de los alimentos indeseables y me proteja contra las enfermedades del cuerpo. Que el Señor Ṛṣabhadeva, que conquistó Sus sentidos externos e internos, me proteja del temor que proviene de la dualidad del calor y el frío. Que Yajña me proteja de la difamación y de la hostilidad de la gente, y que el Señor Balarāma, en Su forma de Śeṣa, me proteja de las envidiosas serpientes.

Significado

Como se explica en este verso, para vivir en el mundo material, hay que hacer frente a muchos peligros. Los alimentos indeseables, por ejemplo, suponen un peligro para la salud, y por lo tanto, deben abandonarse. La encarnación Dhanvantari puede protegernos de ese peligro. El Señor Viṣṇu es la Superalma de todas las entidades vivientes; por esa razón, si lo desea, puede salvarnos de las perturbacionesadhibhautika, es decir, aquellas que son causadas por otras entidades vivientes. El Señor Balarāma es la encarnación Śeṣa, y, por lo tanto, puede salvarnos de las iracundas serpientes y de las personas envidiosas, que están siempre dispuestas a atacarnos.