Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.3.25

Texto

prāyeṇa veda tad idaṁ na mahājano ’yaṁ
devyā vimohita-matir bata māyayālam
trayyāṁ jaḍī-kṛta-matir madhu-puṣpitāyāṁ
vaitānike mahati karmaṇi yujyamānaḥ

Synonyms

prāyeṇa — casi siempre; veda — conocen; tat — que; idam — esto; na — no; mahājanaḥ — grandes personalidades, aparte de Svayambhū, Śambhu y los otros diez; ayam — este; devyā — por la energía de la Suprema Personalidad de Dios; vimohita-matiḥ — cuya inteligencia está confundida; bata — en verdad; māyayā — por la energía ilusoria; alam — mucho; trayyām — en los tres Vedas; jaḍī-kṛta-matiḥ — cuya inteligencia se ha anquilosado; madhu-puṣpitāyām — en el florido lenguaje que explica los resultados de las prácticas rituales; vaitānike — en las prácticas que se mencionan en los Vedas; mahati — muy grandes; karmaṇi — actividades fruitivas; yujyamānaḥ — estar ocupados.

Translation

Confundidos por la energía ilusoria de la Suprema Personalidad de Dios, Yajñavalkya, Jaimini y otros recopiladores de las escrituras religiosas, son incapaces de conocer el sistema religioso de los doce mahājanas, que es secreto y confidencial, ni saben comprender el valor trascendental de la práctica del servicio devocional o del canto del mantra Hare Kṛṣṇa. Su mente se siente atraída a las ceremonias rituales que se mencionan en los Vedas, y en especial, en el Yajur Veda, Sāma Veda y Ṛg Veda; debido a ello, tienen la inteligencia anquilosada, de modo que se dedican a reunir los elementos necesarios para unas ceremonias y ritos que solo proporcionan beneficios temporales, como, por ejemplo, la elevación a Svargaloka para disfrutar de felicidad material. No sienten atracción por el movimiento de saṅkīrtana, sino que su interés está en dharma, artha, kāma ymokṣa.

Purport

SIGNIFICADO: Alguien podría preguntar por qué hay tantas ceremonias rituales védicas y por qué la gente siente atracción por ellas, si mediante el canto del santo nombre del Señor se puede alcanzar fácilmente el éxito supremo. La respuesta se da en este verso. Como se afirma en el Bhagavad-gītā (15.15): vedaiś ca sarvair aham eva vedyaḥ: El verdadero propósito del estudio de los Vedas es acercarse más a los pies de loto del Señor Kṛṣṇa. Por desdicha, las personas sin inteligencia, confundidas por la grandeza de los yajñas védicos, desean asistir a la celebración de suntuosos sacrificios. Quieren que en esas ceremonias se canten mantras védicos y se gasten enormes cantidades de dinero. A veces, para complacer a esos hombres poco inteligentes, hemos tenido que observar esas ceremonias rituales védicas. En fechas recientes hemos inaugurado un gran templo de Kṛṣṇa-Balarāma en Vṛndāvana, y nos hemos visto obligados a poner la ejecución de las ceremonias védicas en manos de brāhmaṇas de casta, ya que los habitantes de Vṛndāvana, y especialmente los smārta-brāhmaṇas, no aceptarían a brāhmaṇas europeos y americanos como brāhmaṇas genuinos. Por esa razón, tuvimos que emplear a brāhmaṇas en la celebración de costosos yajñas. Sin embargo, además de esos yajñas, los miembros de nuestro movimiento llevaron a cabo saṅkīrtana cantando fuerte acompañándose de mṛdaṅgas, y para mí aquel saṅkīrtana fue más importante que las ceremonias rituales védicas. Las ceremonias y el saṅkīrtana se llevaron a cabo simultáneamente. Las ceremonias iban dirigidas a las personas interesadas en los rituales védicos de elevación a los planetas celestiales (jaḍī-kṛta-matir madhu-puṣpitāyām), mientras que el saṅkīrtana era para los devotos puros interesados en complacer a la Suprema Personalidad de Dios. Por nosotros, solo hubiéramos hecho saṅkīrtana, pero, en ese caso, los habitantes de Vṛndāvana no habrían tomado en serio la ceremonia de instalación. Como se explica en este verso, las celebraciones védicas van dirigidas a las personas que tienen la inteligencia embotada debido al florido lenguaje con que los Vedas describen las actividades fruitivas destinadas a elevarnos a los planetas superiores.

Especialmente en la era de Kali, el saṅkīrtana es suficiente por sí solo. Los devotos de nuestros templos de todo el mundo podrán mantenerse en el nivel de la perfección si continúan con el saṅkīrtana ante la Deidad, y en especial ante Śrī Caitanya Mahāprabhu. No se necesita ninguna otra práctica. Sin embargo, la adoración de la Deidad y los demás principios regulativos son precisos para mantener la limpieza de hábitos y de mente. Śrīla Jīva Gosvāmī dice que, a pesar de que el saṅkīrtana es suficiente para alcanzar la perfección de la vida, se debe continuar con el proceso de arcanā, o adoración de la Deidad en el templo, a fin de que los devotos puedan mantenerse limpios y puros. Por esa razón, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura recomendó seguir ambos principios simultáneamente, de modo que nosotros seguimos estrictamente el proceso de adorar a la Deidad en paralelo con el saṅkīrtana. Debemos seguir haciéndolo así.