Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.3.24

Texto

etāvatālam agha-nirharaṇāya puṁsāṁ
saṅkīrtanaṁ bhagavato guṇa-karma-nāmnām
vikruśya putram aghavān yad ajāmilo ’pi
nārāyaṇeti mriyamāṇa iyāya muktim

Synonyms

etāvatā — con solo eso; alam — suficiente; agha-nirharaṇāya — para eliminar las reacciones de las actividades pecaminosas; puṁsām — de seres humanos; saṅkīrtanam — el canto en congregación; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; guṇa — de las cualidades trascendentales; karma-nāmnām — y de Sus nombres conforme a Sus actividades y pasatiempos; vikruśya — llamando a voces libre de ofensas; putram — a su hijo; aghavān — el pecador; yat — puesto que; ajāmilaḥ api — incluso Ajāmila; nārāyaṇa — el nombre del Señor, Nārāyaṇa; iti — así; mriyamāṇaḥ — moribundo; iyāya — obtuvo; muktim — liberación.

Translation

Por lo tanto, se debe entender que quien canta el santo nombre del Señor y glorifica Sus cualidades y actividades, se libera fácilmente de todas las reacciones pecaminosas. Este es el único proceso recomendado para liberarse de las reacciones pecaminosas. Aunque alguien cante el santo nombre del Señor sin pronunciarlo correctamente, si no comete ofensas al hacerlo, se liberará del cautiverio material. Ajāmila, por ejemplo, era sumamente pecaminoso, pero, por el simple hecho de haber cantado el santo nombre mientras moría, y aunque lo hizo sin otra intención que llamar a su hijo, obtuvo la liberación completa, debido a que recordó el nombre de Nārāyaṇa.

Purport

SIGNIFICADO: En una reunión en casa del padre de Raghunātha dāsa Gosvāmī, Haridāsa Ṭhākura confirmó que, por el simple hecho de cantar el santo nombre del Señor, se obtiene la liberación, incluso si el canto no está completamente libre de ofensas. Los smārta-brāhmaṇas y los māyāvādīs no creen que la liberación pueda obtenerse de ese modo, pero en elŚrīmad-Bhāgavatam hay muchas citas que respaldan la verdad de la afirmación de Haridāsa Ṭhākura.

Śrīdhara Svāmī, por ejemplo, ofrece la siguiente cita en su comentario de este verso:

sāyaṁ prātar gṛṇan bhaktyā
duḥkha-grāmād vimucyate

«Quien canta siempre el santo nombre del Señor con gran devoción por la mañana y por la tarde puede liberarse de todas las miserias materiales». Otra cita nos confirma que si escuchamos constantemente el santo nombre del Señor, todos los días y con gran respeto, podemos obtener la liberación (anudinam idam ādareṇa śṛṇvan). Y en otro pasaje se dice:

śravaṇaṁ kīrtanaṁ dhyānaṁ
harer adbhuta-karmaṇaḥ
janma-karma-guṇānāṁ ca
tad-arthe ’khila-ceṣṭitam

«Siempre hay que cantar y escuchar acerca de las actividades del Señor, que son extraordinarias y maravillosas; hay que meditar en ellas y esforzarse por complacer al Señor» (Bhāg. 11.3.27).

Śrīdhara Svāmī cita también los Purāṇaspāpa-kṣayaś ca bhavati smaratāṁ tam ahar-niśam: «Simplemente con recordar día y noche [ahar-niśam] los pies de loto del Señor, podemos liberarnos de todas las reacciones pecaminosas». Por otra parte, también cita del Bhāgavatam (6.3.31):

tasmāt saṅkīrtanaṁ viṣṇor
jagan-maṅgalam aṁhasām
mahatām api kauravya
viddhy aikāntika-niṣkṛtam

Todas estas citas demuestran que quien se ocupa de modo constante en cantar y escuchar acerca de las sagradas actividades, el nombre, la fama y la forma del Señor, se libera. Esto lo expone de un modo maravilloso este verso: etāvatālam agha-nirharaṇāya puṁsām: Con solo pronunciar el nombre del Señor, nos liberamos de todas las reacciones pecaminosas.

La palabra alam, que se emplea en este verso, indica que es suficiente con pronunciar el santo nombre del Señor. Esta palabra se emplea con distintas acepciones. Como se afirma en el Amara-kośa, el diccionario de más autoridad de la lengua sánscrita: alaṁ bhūṣaṇa-paryāpti-śakti-vāraṇa-vācakam: La palabra alam se emplea en el sentido de «adorno», «suficiencia», «poder» y «restricción». En este verso se emplea la palabra alam para indicar que no se necesita ningún otro proceso, pues el canto del santo nombre del Señor es suficiente. Incluso si se canta de modo imperfecto, ese canto nos libera de todas las reacciones pecaminosas.

Ese poder del canto del santo nombre quedó demostrado con la liberación de Ajāmila. Ajāmila, cuando cantó el santo nombre de Nārāyaṇa, no recordó claramente al Señor Supremo, sino que recordaba a su propio hijo. En el momento de la muerte, Ajāmila no estaba demasiado limpio; en verdad, era famoso por ser un gran pecador. Además de esto, en el momento de la muerte, la condición fisiológica está completamente trastornada; en esas circunstancias tan adversas, habría sido muy difícil que Ajāmila pudiera cantar claramente. Sin embargo, Ajāmila, por el simple hecho de cantar el santo nombre del Señor, obtuvo la liberación. Por lo tanto, ¿qué puede decirse de aquellos que no son pecaminosos como Ajāmila? La conclusión es que debemos hacer un voto solemne de cantar el santo nombre del Señor: Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare, pues de ese modo, por la gracia de Kṛṣṇa, nos liberaremos de las garras demāyā sin duda alguna.

El canto del mantra Hare Kṛṣṇa se recomienda incluso a las personas que cometen ofensas, pues, si continúan cantando, poco a poco llegarán a hacerlo sin ofensas. Al cantar el mantra Hare Kṛṣṇa sin ofensas, se aumenta el amor por Kṛṣṇa. En palabras de Śrī Caitanya Mahāprabhu: premā pum-artho mahān: Nuestra principal preocupación debe ser aumentar nuestro apego por la Suprema Personalidad de Dios y nuestro amor por Él.

En relación con esto, Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura cita el siguiente verso del Śrīmad-Bhāgavatam (11.19.24):

evaṁ dharmair manuṣyāṇām
uddhavātmani vedinām
mayi sañjāyate bhaktiḥ
ko ’nyo ’rtho ’syāvaśiṣyate

«Mi querido Uddhava, el sistema religioso supremo para la sociedad humana es aquel mediante el cual se puede despertar el amor latente por Mí». En su comentario a este verso, Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura explica la palabra bhakti diciendo:premaivoktaḥ. Kāḥ anyaḥ arthaḥ asya: En presencia del bhakti, ¿de qué sirve la liberación?

Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura cita también este verso del Padma Purāṇa:

nāmāparādha-yuktānāṁ
nāmāny eva haranty agham
aviśrānti-prayuktāni
tāny evārtha-karāṇi ca

Incluso si al principio cometemos ofensas cuando cantamos el mantra Hare Kṛṣṇa, si seguimos cantando, podremos quedar libres de esas ofensas. Pāpa-kṣayaś ca bhavati smaratāṁ tam ahar-niśam: Al cantar día y noche, siguiendo el consejo de Śrī Caitanya Mahāprabhu, quedaremos libres de todas las reacciones pecaminosas. Fue el propio Śrī Caitanya Mahāprabhu quien citó el siguiente verso:

harer nāma harer nāma
harer nāmaiva kevalam
kalau nāsty eva nāsty eva
nāsty eva gatir anyathā

«En esta era de riñas e hipocresía, el único modo de alcanzar la liberación es cantar el santo nombre del Señor. No hay otra manera. No hay otra manera. No hay otra manera». Si los miembros del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa siguen este consejo de Śrī Caitanya Mahāprabhu, siempre se hallarán en una posición segura.