Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.22.3

Texto

sa eṣa bhagavān ādi-puruṣa eva sākṣān nārāyaṇo lokānāṁ svastaya ātmānaṁ trayīmayaṁ karma-viśuddhi-nimittaṁ kavibhir api ca vedena vijijñāsyamāno dvādaśadhā vibhajya ṣaṭsu vasantādiṣv ṛtuṣu yathopa-joṣam ṛtu-guṇān vidadhāti.

Palabra por palabra

saḥ—ese; eṣaḥ—este; bhagavān—el supremamente poderoso; ādi-puruṣaḥ—la persona original; eva—ciertamente; sākṣāt—directamente; nārāyaṇaḥ—la Suprema Personalidad de Dios, Nārāyaṇa; lokānām—de todos los planetas; svastaye—para beneficio; ātmānam—Él mismo; trayī-mayam—que está compuesto de los tres Vedas (Sāma, Yajur y Ṛg); karma-viśuddhi—de la purificación de las actividades fruitivas; nimittam—la causa; kavibhiḥ—por grandes personas santas; api—también; ca—y; vedena—con conocimiento védico; vijijñāsyamānaḥ—preguntado acerca de; dvādaśa-dhā—en doce divisiones; vibhajya—dividir;ṣaṭsu—en seis; vasanta-ādiṣu—comenzando por la primavera; ṛtuṣu—estaciones; yathā-upajoṣam—conforme al disfrute de sus actividades pasadas; ṛtu-guṇān—los fenómenos propios de cada estación; vidadhāti—dispone.

Traducción

La causa original de la manifestación cósmica es la Suprema Personalidad de Dios, Nārāyaṇa. Cuando las grandes personas santas, con plena conciencia del conocimiento védico, ofrecieron oraciones a la Persona Suprema, Él descendió al mundo material en la forma del Sol para bien de todos los planetas y purificación de las actividades fruitivas. Se dividió en doce partes y creó las formas de las estaciones, comenzando con la primavera. De ese modo creó los fenómenos propios de cada estación, como el calor, el frío, etc.