Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.9.28

Texto

vidura uvāca
sudurlabhaṁ yat paramaṁ padaṁ harer
māyāvinas tac-caraṇārcanārjitam
labdhvāpy asiddhārtham ivaika-janmanā
kathaṁ svam ātmānam amanyatārtha-vit

Palabra por palabra

viduraḥ uvāca—Vidura continuó preguntando; sudurlabham—muy difícil de alcanzar; yat—la que; paramam—es la suprema; padam—situación; hareḥ—de la Suprema Personalidad de Dios; māyā-vinaḥ—muy afectuoso; tat—Sus; caraṇa—pies de loto; arcana—adorando; arjitam—obtenida; labdhvā—habiendo alcanzado; api—aunque; asiddha-artham—no satisfecho; iva—como si; eka-janmanā—en lo que dura una vida; katham—por qué; svam—propio; ātmānam—corazón; amanyata—sintió; artha-vit—siendo muy sabio.

Traducción

Śrī Vidura preguntó: Mi querido brāhmaṇa, la morada del Señor es muy difícil de alcanzar. Solo se puede llegar a ella mediante el servicio devocional puro, que es lo único que complace al sumamente afectuoso y misericordioso Señor. Dhruva Mahārāja logró esa posición en una sola vida, y era muy sabio y consciente. Entonces, ¿por qué no se sentía complacido?

Significado

La pregunta del santo Vidura es muy oportuna. En relación con ella es muy significativa la palabra artha-vit, que se refiere a alguien que sabe distinguir entre lo real y lo irreal. La persona artha-vit recibe también el calificativo de paramahaṁsa. El paramahaṁsa solo acepta el principio activo de las cosas; el cisne, en una mezcla de agua y leche, solo toma la leche, y el paramahaṁsa, de la misma manera, solo acepta a la Suprema Personalidad de Dios como su vida y alma, dejando de lado todas las cosas materiales externas. Ese era el nivel de Dhruva Mahārāja; a pesar de que su gran determinación le había hecho alcanzar el resultado deseado, a su regreso a casa no se sentía muy complacido.