Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.9.27

Texto

so ’pi saṅkalpajaṁ viṣṇoḥ
pāda-sevopasāditam
prāpya saṅkalpa-nirvāṇaṁ
nātiprīto ’bhyagāt puram

Palabra por palabra

saḥ—él (Dhruva Mahārāja); api—aunque; saṅkalpa-jam—el resultado deseado; viṣṇoḥ—del Señor Viṣṇu; pāda-sevā—por servir los pies de loto; upasāditam—obtenido; prāpya—habiendo conseguido; saṅkalpa—de su determinación; nirvāṇam—la satisfacción; na—no; atiprītaḥ—muy complacido; abhyagāt—regresó; puram—a casa.

Traducción

A pesar de que su determinación por adorar los pies de loto del Señor le había traído el resultado deseado, Dhruva Mahārāja no estaba muy complacido. Fue así como regresó a casa.

Significado

Dhruva Mahārāja siguió la instrucción de Nārada Muni y adoró los pies de loto del Señor mediante el servicio devocional, hasta que obtuvo el resultado deseado, es decir, una posición muy gloriosa, superior a la que ostentaban su padre, su abuelo y su bisabuelo. Aunque en cierto modo esa determinación era infantil, pues Dhruva Mahārāja tampoco era más que un niño, el Señor Viṣṇu, la Suprema Personalidad de Dios, es tan bueno y misericordioso que satisfizo el deseo de Dhruva. Dhruva quería una residencia más gloriosa que cualquier otra jamás ocupada por nadie en su familia. Por consiguiente, le fue ofrecido el planeta en que reside personalmente el Señor, y su intenso deseo se vio satisfecho por completo. A pesar de ello, Dhruva, de regreso a casa, no se sentía muy complacido, pues aunque en el servicio devocional puro el devoto no pide nada al Señor, él, llevado por su naturaleza infantil, Le había pedido algo. El Señor satisfizo su deseo, pero Dhruva no se sentía muy complacido; al contrario, estaba avergonzado por haber pedido algo al Señor, pues no debería haberlo hecho.