Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.8.46

Texto

śrī-vidyādharā ūcuḥ
vidyāṁ pṛthag dhāraṇayānurāddhāṁ
nyaṣedhad ajño bala-vīrya-dṛptaḥ
sa yena saṅkhye paśuvad dhatas taṁ
māyā-nṛsiṁhaṁ praṇatāḥ sma nityam

Palabra por palabra

śrī-vidyādharāḥ ūcuḥ—los habitantes de Vidyādhara-loka oraron; vidyām—fórmulas místicas (con las que se puede aparecer y desaparecer); pṛthak—por separado; dhāraṇayā—con diversas meditaciones en la mente;anurāddhām—alcanzadas; nyaṣedhat—interrumpió; ajñaḥ—ese necio; bala-vīrya-dṛptaḥ—envanecido de su fuerza física y de su capacidad de conquistar a todos; saḥ—él (Hiraṇyakaśipu); yena—por quien; saṅkhye—en la batalla; paśu-vat—igual que a un animal; hataḥ—matado; tam—ante Él; māyā-nṛsiṁham—que ha aparecido en la forma del Señor Nṛsiṁhadeva por influencia de Su propia energía; praṇatāḥ—postrados; sma—ciertamente; nityam—eternamente.

Traducción

Los habitantes de Vidyādhara-loka oraron: Hemos adquirido el poder de aparecer y desaparecer de diversas maneras y conforme a distintas formas de meditación, pero ese necio de Hiraṇyakaśipu, envanecido por la superioridad de su fuerza física y su capacidad de conquistar a los demás, hizo desaparecer nuestro poder. Ahora la Suprema Personalidad de Dios ha matado a ese demonio como si de un animal se tratase. Ofrecemos eternamente respetuosas reverencias a esa forma suprema del Señor, Nṛsiṁhadeva, que ha descendido a manifestar Sus pasatiempos.