Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.16.61-62

Texto

evaṁ viparyayaṁ buddhvā
nṛṇāṁ vijñābhimāninām
ātmanaś ca gatiṁ sūkṣmāṁ
sthāna-traya-vilakṣaṇām
dṛṣṭa-śrutābhir mātrābhir
nirmuktaḥ svena tejasā
jñāna-vijñāna-santṛpto
mad-bhaktaḥ puruṣo bhavet

Palabra por palabra

evam—de ese modo; viparyayam—inverso; buddhvā—comprender; nṛṇām—de hombres; vijña-abhimāninām—que se creen llenos de conocimiento científico; ātmanaḥ—del ser; ca—también; gatim—el progreso; sūkṣmām—sumamente difícil de entender; sthāna-traya—los tres estados de vida (sueño profundo, sueño y vigilia); vilakṣaṇām—aparte de; dṛṣṭa—percibidos directamente; śrutābhiḥ—o entendidos por la información de las autoridades; mātrābhiḥ—de objetos; nirmuktaḥ—liberado; svena—por la propia; tejasā—capacidad de discernimiento; jñāna-vijñāna—con conocimiento y aplicación práctica del conocimiento; santṛptaḥ—estar plenamente satisfecho; mat-bhaktaḥ—Mi devoto; puruṣaḥ—una persona; bhavet—debe volverse.

Traducción

Se debe entender que, con sus actividades, las personas orgullosas de su experiencia material obtienen resultados contrarios a los que conciben mientras están despiertas, dormidas o profundamente dormidas. También hay que entender que el alma espiritual, aunque a los materialistas les es muy difícil de percibir, está por encima de todas esas condiciones; utilizando la capacidad de discernir, se debe abandonar el deseo de obtener resultados fruitivos en esta vida y en la siguiente. Así, con el cultivo experto del conocimiento trascendental, la persona debe llegar a ser Mi devota.