Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.10.13-14

Texto

athendro vajram udyamya
nirmitaṁ viśvakarmaṇā
muneḥ śaktibhir utsikto
bhagavat-tejasānvitaḥ
vṛto deva-gaṇaiḥ sarvair
gajendropary aśobhata
stūyamāno muni-gaṇais
trailokyaṁ harṣayann iva

Palabra por palabra

atha—a continuación; indraḥ—el rey del cielo; vajram—el rayo; udyamya—empuñando con firmeza;nirmitam—fabricado; viśvakarmaṇā—por Viśvakarmā; muneḥ—del gran sabio, Dadhīci; śaktibhiḥ—con el poder; utsiktaḥ—saturado; bhagavat—de la Suprema Personalidad de Dios; tejasā—con poder espiritual;anvitaḥ—dotado; vṛtaḥ—rodeado; deva-gaṇaiḥ—por los demás semidioses; sarvaiḥ—todos; gajendra—de su montura, el elefante; upari—a lomos; aśobhata—brillaba; stūyamānaḥ—a quien le ofrecían oraciones;muni-gaṇaiḥ—los grandes sabios; trai-lokyam—a los tres mundos; harṣayan—causando placer; iva—como si estuviese.

Traducción

A continuación, el rey Indra empuñó firmemente el rayo que Viśvakarmā había fabricado con los huesos de Dadhīci. Dotado con el excelso poder de Dadhīci Muni, e iluminado con el poder de la Suprema Personalidad de Dios, Indra se subió en su elefante, Airāvata, rodeado por todos los semidioses, mientras todos los grandes sabios le ofrecían alabanzas. Así, Indra, hermoso y resplandeciente, complacía a los tres mundos mientras marchaba a matar a Vṛtrāsura.