Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.8.31

Texto

tasminn api kālaṁ pratīkṣamāṇaḥ saṅgāc ca bhṛśam udvigna ātma-sahacaraḥ śuṣka-parṇa-tṛṇa-vīrudhā vartamāno mṛgatva-nimittāvasānam eva gaṇayan mṛga-śarīraṁ tīrthodaka-klinnam ut-sasarja.

Synonyms

tasmin api — en aquel āśrama (Pulaha-āśrama); kālam — el final de su tiempo de vida en el cuerpo de ciervo; pratīkṣamāṇaḥ — siempre esperando; saṅgāt — de la relación; ca — y; bhṛśam — constantemente; udvignaḥ — lleno de ansiedad; ātma-sahacaraḥ — con la Superalma como único compañero constante (nadie debe pensar que está solo); śuṣka-parṇa-tṛṇa-vīrudhā — comiendo solo las hierbas y hojas secas; vartamānaḥ — existir; mṛgatva-nimitta — de la causa de un cuerpo de ciervo; avasānam — el final; eva — solamente; gaṇayan — considerar; mṛga-śarīram — el cuerpo de ciervo; tīrtha-udaka-klinnam — bañándose en las aguas de aquel lugar sagrado; utsasarja — abandonó.

Translation

Viviendo en aquel āśrama, ahora el gran rey Bharata Mahārāja se cuidaba mucho de caer víctima de las malas compañías. Vivía allí sin revelar a nadie su pasado, y solamente comía hojas secas. No puede decirse que estuviera solo, ya que la Superalma estaba con él. De ese modo, esperó la hora de la muerte en aquel cuerpo de ciervo. Bañándose en aquel lugar sagrado, finalmente abandonó aquel cuerpo.

Purport

SIGNIFICADO: La razón de ser de los lugares sagrados como Vṛndāvana, Hardwar, Prayāga y Jagannātha Purī es que en ellos la gente puede ofrecer servicio devocional. Vṛndāvana, en concreto, es el más excelso de los lugares sagrados, el preferido de los devotos vaiṣṇavas del Señor Kṛṣṇa que aspiran a regresar de vuelta a Dios, a los planetas Vaikuṇṭhas. En Vṛndāvana viven muchos devotos, los cuales, por el hecho de bañarse habitualmente en el Yamunā, se limpian por completo de la contaminación del mundo material. El proceso de cantar y escuchar constantemente los santos nombres y los pasatiempos del Señor Supremo nos purifica y nos convierte en candidatos adecuados para la liberación. Sin embargo, cuando alguien, por su propia voluntad, cae víctima de la complacencia de los sentidos, tiene que ser castigado por lo menos durante una vida, como le ocurrió a Bharata Mahārāja.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta correspondientes al capítulo octavo del Canto Quinto del Śrīmad-Bhāgavatam, titulado: «La personalidad de Bharata Mahārāja».