Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.11.16

Texto

na yāvad etan mana ātma-liṅgaṁ
saṁsāra-tāpāvapanaṁ janasya
yac choka-mohāmaya-rāga-lobha-
vairānubandhaṁ mamatāṁ vidhatte

Palabra por palabra

na—no; yāvat—mientras; etat—esta; manaḥ—mente; ātma-liṅgam—que existe como identificación falsa del alma;saṁsāra-tāpa—de las miserias del mundo material; āvapanam—el campo de cultivo; janasya—del ser viviente; yat—que;śoka—de lamentación; moha—de ilusión; āmaya—de enfermedades; rāga—de apego; lobha—de codicia; vaira—de enemistad; anubandham—la consecuencia; mamatām—el sentimiento de propiedad; vidhatte—da.

Traducción

La identificación del alma, la mente, es la causa de todas las dificultades que padecemos. Mientras la entidad viviente condicionada no sea consciente de ese hecho, tendrá que aceptar las miserables condiciones del cuerpo material y vagar por el universo en diversas posiciones. La mente, al verse afectada por las enfermedades, la lamentación, la ilusión, el apego, la codicia y la enemistad, crea el cautiverio y una ilusoria sensación de intimidad en el mundo material.

Significado

La mente es la causa tanto del cautiverio material como de la liberación. La mente impura piensa: «Yo soy el cuerpo». La mente pura sabe que no es el cuerpo material; por eso se considera que la mente es la raíz de todas las identificaciones materiales. Mientras la entidad viviente no se aparte de la relación con el mundo material y sus contaminaciones, la mente estará absorta en cosas materiales como el nacimiento, la muerte, las enfermedades, la ilusión, el apego, la codicia y la enemistad. De ese modo, la entidad viviente queda condicionada y sufre las miserias materiales.