Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.11.15

Texto

na yāvad etāṁ tanu-bhṛn narendra
vidhūya māyāṁ vayunodayena
vimukta-saṅgo jita-ṣaṭ-sapatno
vedātma-tattvaṁ bhramatīha tāvat

Palabra por palabra

na—no; yāvat—mientras; etām—este; tanu-bhṛt—que ha aceptado un cuerpo material; narendra—¡oh, rey!; vidhūya māyām—limpiar la infección acumulada debido a la contaminación del mundo material; vayunā udayena—por el despertar del conocimiento trascendental debido a la compañía adecuada y al estudio de las Escrituras védicas; vimukta-saṅgaḥ—libre de toda relación con la materia; jita-ṣaṭ-sapatnaḥ—dominar a los seis enemigos (los cinco sentidos de adquirir conocimiento y la mente); veda—conoce; ātma-tattvam—verdad espiritual; bhramati—vaga; iha—en el mundo material; tāvat—hasta ese momento.

Traducción

Mi querido rey Rahūgaṇa, el alma condicionada, mientras acepte un cuerpo material y no se libere de la contaminación del disfrute material, y mientras no domine a sus seis enemigos y llegue al plano de la autorrealización mediante el despertar de su conocimiento espiritual, tendrá que vagar por diversos lugares y diferentes especies de vida en el mundo material.

Significado

Cuando la mente está absorta en el concepto material, nos consideramos miembros de una nación, una familia, un país o un credo determinados. Esas identificaciones reciben el nombre de upādhis, y debemos liberarnos de ellas(sarvopādhi-vinirmuktam). Mientras no nos liberemos, tendremos que continuar con nuestra vida condicionada en la existencia material. En la forma humana de vida tenemos la misión de purificarnos de esos conceptos erróneos. De no hacerlo, tendremos que volver al ciclo de nacimientos y muertes y sufrir todas las miserias materiales.