Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 5.1.20

Texto

śrī-śuka uvāca
iti samabhihito mahā-bhāgavato bhagavatas tri-bhuvana-guror anuśāsanam ātmano laghutayāvanata-śirodharo bāḍham iti sabahu-mānam uvāha.

Palabra por palabra

śrī-śukaḥ uvāca—Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; iti—así; samabhihitaḥ—perfectamente instruido; mahā-bhāgavataḥ—el gran devoto; bhagavataḥ—del muy poderoso Señor Brahmā; tri-bhuvana—de los tres mundos; guroḥ—el maestro espiritual; anuśāsanam—la orden; ātmanaḥ—de él mismo; laghutayā—por la inferioridad; avanata—inclinó; śirodharaḥ—la cabeza; bāḍham—sí, señor; iti—así; sa-bahu-mānam—con gran respeto; uvāha—llevó a cabo.

Traducción

Śrī Śukadeva Gosvāmī continuó: Después de recibir las instrucciones del Señor Brahmā, que es el maestro espiritual de los tres mundos, Priyavrata, que ocupaba una posición inferior, le ofreció reverencias, y, aceptando la orden, la llevó a cabo con gran respeto.

Significado

Śrī Priyavrata era nieto del Señor Brahmā. Por lo tanto, según la etiqueta social, su posición era inferior. El deber del subordinado es cumplir con gran respeto la orden del superior. Por esa razón, Priyavrata dijo inmediatamente: «Sí, señor. Cumpliré tu orden». Priyavrata recibe el calificativo de mahā-bhāgavata, «gran devoto». Todo gran devoto tiene el deber de cumplir la orden del maestro espiritual, o del maestro espiritual de su maestro espiritual, siguiendo el sistema deparamparā. Como se explica en el Bhagavad-gītā (4.2): evaṁ paramparā prāptam: Las instrucciones del Señor Supremo deben recibirse a través de la cadena discipular de maestros espirituales. El devoto del Señor siempre se considera sirviente del sirviente del sirviente del Señor.