Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 4.22.9

Texto

naiva lakṣayate loko
lokān paryaṭato ’pi yān
yathā sarva-dṛśaṁ sarva
ātmānaṁ ye ’sya hetavaḥ

Synonyms

na — no; eva — de ese modo; lakṣayate — puede ver; lokaḥ — la gente; lokān — todos los planetas; paryaṭataḥ — viajando; api — aunque; yān — a quien; yathā — tanto como; sarva-dṛśam — a la Superalma; sarve — en todo; ātmānam — dentro de todos; ye — aquellos; asya — de la manifestación cósmica; hetavaḥ — causas.

Translation

Pṛthu Mahārāja continuó: A pesar de que viajan por todos los sistemas planetarios, la gente no puede conocerlos, tal como no pueden conocer a la Superalma a pesar de que está en el corazón de todos y es el testigo de todo lo que ocurre. Ni siquiera el Señor Brahmā y el Señor Śiva pueden entender la Superalma.

Purport

SIGNIFICADO: Al principio del Śrīmad-Bhāgavatam se dice: muhyanti yat sūrayaḥ. Grandes semidioses, como el Señor Brahmā, el Señor Śiva, Indra y Candra se confunden a veces cuando tratan de entender a la Suprema Personalidad de Dios. Eso les ocurrió al Señor Brahmā y al Señor Indra cuando el Señor Kṛṣṇa estuvo presente en el planeta. ¿Y qué puede decirse de los grandes yogīs y jñānīs, que llegan a concluir que la Verdad Absoluta, la Personalidad de Dios, es impersonal? De la misma forma, las grandes personalidades y vaiṣṇavas, como los cuatro Kumāras, también son invisibles para las personas corrientes, a pesar de que viajan por todo el universo recorriendo los diversos sistemas planetarios. Cuando Sanātana Gosvāmī fue a ver al Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu, Candraśekhara Ācārya fue incapaz de reconocerle. La conclusión es que, a pesar de que la Suprema Personalidad de Dios está en el corazón de todos, y de que Sus devotos puros, los vaiṣṇavas, también están viajando por todo el mundo, los que están sometidos a la influencia de las modalidades de la naturaleza material no pueden entender la forma de la Suprema Personalidad de Dios, que es la fuente de la manifestación cósmica, ni pueden entender a los vaiṣṇavas. Por eso se dice que es imposible ver a la Suprema Personalidad de Dios o a los vaiṣṇavas con los ojos materiales. Hay que purificar los sentidos y ocuparse en el servicio del Señor. De esa forma, poco a poco se puede llegar a comprender quién es la Suprema Personalidad de Dios y quién es un vaiṣṇava.