Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.20.41

Texto

jagṛhus tad-visṛṣṭāṁ tāṁ
jṛmbhaṇākhyāṁ tanuṁ prabhoḥ
nidrām indriya-vikledo
yayā bhūteṣu dṛśyate
yenocchiṣṭān dharṣayanti
tam unmādaṁ pracakṣate

Palabra por palabra

jagṛhuḥ—se apoderaron; tat-visṛṣṭām—desechado por él; tām—ese; jṛmbhaṇa-ākhyām—conocido como bostezo; tanum—el cuerpo; prabhoḥ—del Señor Brahmā; nidrām—sueño; indriya-vikledaḥ—babear; yayā—por los cuales; bhūteṣu—entre los seres vivos; dṛśyate—se observa; yena—por los cuales; ucchiṣṭān—cubierto de excremento y orina; dharṣayanti—confunde; tam—esa; unmādam—locura; pracakṣate—se habla de.

Traducción

Los fantasmas y los duendes se apoderaron del cuerpo que Brahmā, el creador de las entidades vivientes, desechó en forma de bostezo. También se lo conoce como el sueño que hace babear. Los duendes y fantasmas atacan a los hombres impuros; su ataque recibe el nombre de locura.

Significado

La enfermedad de la locura, estar poseído por fantasmas, se produce cuando se vive en condiciones sucias. Aquí se afirma claramente que cuando un hombre está profundamente dormido y babea y está sucio, los fantasmas aprovechan su condición para poseer su cuerpo. En otras palabras, se considera que aquellos que babean cuando duermen son sucios, y corren el riesgo de ser poseídos por fantasmas o de volverse locos.