Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.14.26

Texto

na yasya loke sva-janaḥ paro vā
nātyādṛto nota kaścid vigarhyaḥ
vayaṁ vratair yac-caraṇāpaviddhām
āśāsmahe ’jāṁ bata bhukta-bhogām

Synonyms

na — nunca; yasya — de quien; loke — en el mundo; sva-janaḥ — pariente; paraḥ — desconectado; — ni; na — ni; ati — mayor; ādṛtaḥ — favorable; na — no; uta — o; kaścit — cualquiera; vigarhyaḥ — criminal; vayam — nosotros; vrataiḥ — con votos; yat — cuyos; caraṇa — pies; apaviddhām — rechazado; āśāsmahe — adoramos respetuosamente; ajām — mahā-prasāda; bata — ciertamente; bhukta-bhogām — remanentes de alimentos.

Translation

Śiva no considera a nadie pariente suyo, y, a pesar de esto, no hay nadie que no esté conectado con él; no considera a nadie muy favorable, ni abominable. Adoramos respetuosamente los remanentes de su alimento, y hacemos voto de aceptar lo que él rechaza.

Purport

SIGNIFICADO: Kaśyapa hizo saber a su esposa que el hecho de que Śiva fuese su cuñado no debía darle ánimos en su ofensa contra él. Kaśyapa la previno de que en realidad Śiva no está conectado con nadie, ni nadie es su enemigo. Como él es uno de los tres controladores de los asuntos universales, es ecuánime con todos. Su grandeza es incomparable, porque es un gran devoto de la Suprema Personalidad de Dios. Se dice que, de entre todos los devotos de la Personalidad de Dios, Śiva es el más grande. Así, los remanentes de alimento que él deja, otros devotos los aceptan como mahā-prasāda, es decir, un gran alimento espiritual. Los remanentes de alimento ofrecido a Kṛṣṇa se llaman prasāda, pero, cuando el mismo prasāda lo come un gran devoto como Śiva, se llama mahā-prasāda. Śiva es tan grande que no se preocupa de la prosperidad material, que nosotros tanto deseamos. Pārvatī, que es la personificación de la poderosa naturaleza material, está completamente bajo su control, como esposa suya, y, a pesar de esto, él no la utiliza ni siquiera para construir una casa donde vivir. Prefiere quedarse sin refugio, y su gran esposa también accede a vivir humildemente con él. La generalidad de la gente adora a la diosa Durgā, la esposa de Śiva, para obtener prosperidad material, pero Śiva la ocupa en su servicio sin deseo material. Simplemente aconseja a su gran esposa que, de todas las variedades de adoración, la adoración a Viṣṇu es la más elevada, y que superior a esta es la adoración a un gran devoto o cualquier cosa relacionada con Viṣṇu.