Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.14.25

Texto

śmaśāna-cakrānila-dhūli-dhūmra-
vikīrṇa-vidyota-jaṭā-kalāpaḥ
bhasmāvaguṇṭhāmala-rukma-deho
devas tribhiḥ paśyati devaras te

Palabra por palabra

śmaśāna—crematorio; cakra-anila—remolino; dhūli—polvo; dhūmra—humeante; vikīrṇa-vidyota—así ungido sobre la belleza; jaṭā-kalāpaḥ—mechones de cabello enredado; bhasma—cenizas; avaguṇṭha—cubierto de; amala—inmaculado; rukma—rojizo; dehaḥ—cuerpo; devaḥ—el semidiós; tribhiḥ—con tres ojos; paśyati—ve; devaraḥ—hermano menor del esposo; te—tuyo.

Traducción

El cuerpo de Śiva es rojizo y carece de impurezas, pero está cubierto de cenizas. Su cabello está polvoriento debido al remolino de polvo del crematorio. Es el hermano menor de tu esposo, y ve mediante sus tres ojos.

Significado

Śiva no es una entidad viviente común, ni pertenece a la categoría de Viṣṇu, la Suprema Personalidad de Dios. Es, con mucho, más poderoso que cualquier entidad viviente, hasta el nivel de Brahmā, pero, a pesar de esto, no está al mismo nivel que Viṣṇu. Como es casi como Śrī Viṣṇu, Śiva puede ver pasado, presente y futuro. Uno de sus ojos es como el Sol, otro es como la Luna, y su tercer ojo, que está entre sus cejas, es como el fuego. De su ojo medio puede generar fuego, y puede eliminar a cualquier entidad viviente, incluido Brahmā, pero aun así no vive pomposamente en una hermosa casa, etc., ni es dueño de propiedades materiales, aunque es el amo del mundo material. Casi siempre vive en el crematorio, donde se queman los cuerpos muertos, y el remolino de polvo del crematorio constituye el vestido de su cuerpo. Carece de mancha de contaminación material. Kaśyapa se refiere a él como hermano menor debido a que la hermana menor de Diti (la esposa de Kaśyapa) estaba casada con Śiva. Al esposo de la propia hermana se le considera un hermano. Fruto de esa relación social, Śiva resultaba ser hermano menor de Kaśyapa. Kaśyapa previno a su esposa de que, como Śiva vería su unión sexual, no era el momento apropiado. Diti podría argüir que disfrutarían de la actividad sexual en un lugar reservado, pero Kaśyapa le recordó que Śiva tiene tres ojos, llamados el Sol, la Luna y el fuego, y no se puede esquivar su vigilancia, en la misma medida en que no se puede esquivar a Viṣṇu. Aunque visto por la policía, un criminal a veces no es castigado al momento; la policía espera a que llegue el momento adecuado para capturarle. Śiva se daría cuenta de que era un tiempo prohibido para una unión sexual, y Diti encontraría el castigo debido dando a luz a un niño de personalidad fantasmal, o a un impersonalista ateo. Kaśyapa previó esto, y, por consiguiente, advirtió a su esposa Diti.