Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.5.29

Texto

śrī-nanda uvāca
aho te devakī-putrāḥ
kaṁsena bahavo hatāḥ
ekāvaśiṣṭāvarajā
kanyā sāpi divaṁ gatā

Palabra por palabra

śrī-nandaḥ uvāca—Nanda Mahārāja dijo; aho—¡ay!; te—tuyos; devakī-putrāḥ—todos los hijos de tu esposa Devakī; kaṁsena—por el rey Kaṁsa; bahavaḥ—muchos; hatāḥ—han sido matados; ekā—una; avaśiṣṭā—la hija restante; avarajā—la menor de todos; kanyā—una hija también; sā api—ella también; divam gatā—ha ido a los planetas celestiales.

Traducción

Nanda Mahārāja dijo: ¡Qué triste es que el rey Kaṁsa haya matado tantos hijos tuyos, nacidos de Devakī, y que tu única hija, la menor de todos, haya entrado en los planetas celestiales!

Significado

A raíz de las palabras de Nanda Mahārāja, Vasudeva comprendió que el misterio del nacimiento de Kṛṣṇa, que fue cambiado por la hija de Yaśodā, todavía no había salido a la luz. Así, se sintió feliz de que las cosas estuviesen saliendo bien. Al decir que la hija menor de Vasudeva se había ido a los planetas celestiales, Nanda Mahārāja puso en evidencia que no sabía que aquella hija había nacido de Yaśodā y que Vasudeva la había cambiado por Kṛṣṇa. Esto despejó todas las dudas de Vasudeva.