Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.3.23

Texto

śrī-śuka uvāca
athainam ātmajaṁ vīkṣya
mahā-puruṣa-lakṣaṇam
devakī tam upādhāvat
kaṁsād bhītā suvismitā

Palabra por palabra

śrī-śukaḥ uvāca—Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; atha—después de que Vasudeva ofreciese esas oraciones; enam—a Kṛṣṇa; ātmajam—su hijo; vīkṣya—observar;mahā-puruṣa-lakṣaṇam—con todas las características de la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu; devakī—la madre de Kṛṣṇa; tam—a Él (a Kṛṣṇa); upādhāvat—ofreció oraciones; kaṁsāt—de Kaṁsa; bhītā—temerosa; su-vismitā—y también asombrada de ver a un niño tan maravilloso.

Traducción

Śukadeva Gosvāmī continuó: Después de haber visto en su hijo todas las características de la Suprema Personalidad de Dios, Devakī, que tenía mucho miedo de Kaṁsa y estaba llena de asombro por lo inusual de la circunstancia, ofreció oraciones al Señor.

Significado

En este verso es significativa la palabra suvismitā, que significa «asombrada». Devakī y su esposo, Vasudeva, sabían con certeza que su hijo era la Suprema Personalidad de Dios y que no podía ser matado por Kaṁsa, pero, al mismo tiempo, debido al cariño que sentían por Él, cuando pensaban en las anteriores atrocidades de Kaṁsa, tenían miedo de que este pudiera matar a Kṛṣṇa. Por eso en este verso se emplea la palabra suvismitā. También a nosotros nos hace sentir aturdidos el pensar si los asuras matarán este movimiento o seguirá adelante sin ningún temor.