Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.13.2

Texto

satām ayaṁ sāra-bhṛtāṁ nisargo
yad-artha-vāṇī-śruti-cetasām api
prati-kṣaṇaṁ navya-vad acyutasya yat
striyā viṭānām iva sādhu vārtā

Palabra por palabra

satām—de los devotos; ayam—esto; sāra-bhṛtām—aquellos que son paramahaṁsas, que han aceptado la esencia de la vida;nisargaḥ—rasgo o característica; yat—el cual; artha-vāṇī—el objetivo de la vida y de toda ganancia; śruti—el objetivo de la comprensión; cetasām api—que han decidido hacer de la felicidad de los temas trascendentales la finalidad y el objeto de su vida; prati-kṣaṇam—a cada momento; navya-vat—como si hubiera un frescor siempre nuevo; acyutasya—del Señor Kṛṣṇa; yat—debido a que;striyāḥ—(temas) de mujeres o sexo; viṭānām—de libertinos apegados a las mujeres; iva—de la misma manera; sādhu vārtā—conversación real.

Traducción

Los paramahaṁsas, los devotos que han aceptado la esencia de la vida, están apegados a Kṛṣṇa en lo más profundo del corazón, y Él es el objetivo de sus vidas. Por naturaleza, hablan solamente de Kṛṣṇa a cada instante, como si hallasen en ese tema una frescura siempre nueva. Del mismo modo que los materialistas están apegados a hablar de sexo y de mujeres, ellos están apegados a los temas de Kṛṣṇa.

Significado

La palabra sāra-bhṛtām significa paramahaṁsas. De una mezcla de leche y agua, el cisne, haṁsa, sabe tomar la leche y dejar el agua. Del mismo modo, la naturaleza de las personas que han emprendido la senda de vida espiritual y conciencia de Kṛṣṇa, comprendiendo que Kṛṣṇa es la vida misma de todos, es que no pueden abandonar los temas acerca de Kṛṣṇa, kṛṣṇa-kathā, en ningún momento. Esos paramahaṁsas siempre ven a Kṛṣṇa en lo más hondo del corazón (santaḥ sadaiva hṛdayeṣu vilokayanti). En el mundo material siempre se manifiestan kāma (los deseos), krodha (la ira), y bhaya (el temor), pero en el mundo espiritual, el mundo trascendental, todos esos elementos pueden utilizarse para Kṛṣṇa. Kāmaṁ kṛṣṇa-karmārpane. El deseo de los paramahaṁsas es, por lo tanto, actuar siempre para Kṛṣṇa. Krodhaṁ bhakta-dveṣi jane. Emplean la ira contra los no devotos, y transforman el temor, bhaya, en temor a apartarse de la senda consciente de Kṛṣṇa. De ese modo, el devoto paramahaṁsa dedica su vida por entero a Kṛṣṇa, del mismo modo que la persona apegada al mundo material emplea la suya para conseguir mujeres y dinero. Lo que para el materialista es día, es noche para el espiritualista. Lo que para el materialista es lo más dulce de la vida, es decir, las mujeres y el dinero, el espiritualista lo considera veneno.

sandarśanaṁ viṣayinām atha yoṣitāṁ ca
ha hanta hanta viṣa-bhakṣaṇato ’py asādhu

Esa es la instrucción de Caitanya Mahāprabhu. Para el paramahaṁsa, Kṛṣṇa lo es todo, pero, para el materialista, lo son las mujeres y el dinero.