Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.22.16-17

Texto

evam ukto dvijair jyeṣṭhaṁ
chandayām āsa so ’bravīt
tan-mantri-prahitair viprair
vedād vibhraṁśito girā
veda-vādātivādān vai
tadā devo vavarṣa ha
devāpir yogam āsthāya
kalāpa-grāmam āśritaḥ

Palabra por palabra

evam—así (como antes se mencionó); uktaḥ—aconsejado; dvijaiḥ—por los brāhmaṇasjyeṣṭham—a su hermano mayor, Devāpi; chandayām āsa—pidió que se encargase del reino; saḥ—él (Devāpi); abravīt—dijo; tat-mantri—por el ministro de Śāntanu; prahitaiḥ—inducido; vipraiḥ—por los brāhmaṇasvedāt—de los principios de los Vedasvibhraṁśitaḥ—degradado; girā—con esas palabras; veda-vāda-ativādān—blasfemias contra los mandamientos védicos; vai—en verdad; tadā—en ese momento; devaḥ—el semidiós; vavarṣa—derramó lluvias; ha—en el pasado; devāpiḥ—Devāpi; yogam āsthāya—seguir el proceso místico de yogakalāpa-grāmam—la aldea de Kalāpa; āśrita—se refugió en (y vive aún en la actualidad).

Traducción

Cuando los brāhmaṇas dijeron esto, Mahārāja Śāntanu fue al bosque y pidió a su hermano mayor, Devāpi, que se hiciese cargo del reino, pues el rey tiene el deber de mantener a sus súbditos. Pero, anteriormente, uno de los ministros de Śāntanu, Aśvavāra, había conspirado con unos brāhmaṇas para que indujesen a Devāpi a transgredir los mandamientos de los Vedas, incapacitándole así para el gobierno. Losbrāhmaṇas apartaron a Devāpi de la senda de los principios védicos, de modo que, cuando Śantanu le pidió que aceptase el gobierno, él, en lugar de hacerlo, blasfemó contra los principios védicos. Ante la condición degradada de su hermano, Śāntanu volvió a reinar, e Indra, ya complacido, derramó lluvias. Devāpi, más tarde, emprendió la senda del yoga místico a fin de controlar la mente y los sentidos, y se marchó a la aldea de Kalāpa-grāma, donde todavía vive.