Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.1.2-3

Texto

yo ’sau satyavrato nāma
rājarṣir draviḍeśvaraḥ
jñānaṁ yo ’tīta-kalpānte
lebhe puruṣa-sevayā
sa vai vivasvataḥ putro
manur āsīd iti śrutam
tvattas tasya sutāḥ proktā
ikṣvāku-pramukhā nṛpāḥ

Palabra por palabra

yaḥ asau—el que era conocido; satyavrataḥ—Satyavrata; nāma—con el nombre; rāja-ṛṣiḥ—el santo rey; draviḍa-īśvaraḥ—el gobernante de los países Draviḍa; jñānam—conocimiento; yaḥ—aquel que; atīta-kalpa-ante—al final del período del último manu, o al final del último milenio; lebhe—recibió; puruṣa-sevayā—por ofrecer servicio a la Suprema Personalidad de Dios; saḥ—él; vai—en verdad; vivasvataḥ—de Vivasvān; putraḥ—hijo; manuḥ āsīt—pasó a ser Vaivasvata Manu; iti—así; śrutam—ya he escuchado; tvattaḥ—de ti; tasya—sus; sutāḥ—hijos; proktāḥ—ha sido explicado; ikṣvāku-pramukhāḥ—encabezados por Ikṣvāku; nṛpāḥ—muchos reyes.

Traducción

Por la gracia del Supremo, Satyavrata, el santo rey de Draviḍadeśa, recibió conocimiento espiritual al final del último milenio; más tarde, en el siguiente manvantara [período de manu] nació como Vaivasvata Manu, el hijo de Vivasvān. Este conocimiento lo he recibido de ti. También entiendo que reyes como Ikṣvāku fueron hijos suyos, como tú ya has explicado.