Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.9.3

Texto

kā tvaṁ kañja-palāśākṣi
kuto vā kiṁ cikīrṣasi
kasyāsi vada vāmoru
mathnatīva manāṁsi naḥ

Palabra por palabra

kā—quién; tvam—eres Tú; kañja-palāśa-akṣi—de ojos como los pétalos de un loto; kutaḥ—de dónde; vā—o; kim cikīrṣasi—con qué objetivo has venido aquí;kasya—de quién; asi—perteneces; vada—por favor, dinos; vāma-ūru—¡oh, Tú, de muslos extraordinariamente hermosos!; mathnatī—agitar; iva—como;manāṁsi—dentro de nuestra mente; naḥ—nuestra.

Traducción

¡Oh, muchacha de maravillosa belleza!, ¡qué hermosos son Tus ojos como pétalos de loto! ¿Quién eres?, ¿de dónde has venido?, ¿por qué has venido aquí, y a quién perteneces? ¡Oh, muchacha de extraordinarios muslos!, nuestras mentes se agitan solo con verte.

Significado

Los demonios preguntaron a la muchacha de extraordinaria belleza: «¿A quién perteneces?». Antes de casarse, la mujer es considerada propiedad de su padre, después del matrimonio pertenece a su esposo, y, en la vejez, a sus hijos adultos. Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura dice que la pregunta: «¿A quién perteneces?», significa: «¿De quién eres hija?». Dándose cuenta de que la hermosa muchacha estaba todavía soltera, todos los demonios deseaban casarse con Ella. Por esa razón, Le preguntaban: «¿De quién eres hija?».