Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 8.5.35

Texto

agnir mukhaṁ yasya tu jāta-vedā
jātaḥ kriyā-kāṇḍa-nimitta-janmā
antaḥ-samudre ’nupacan sva-dhātūn
prasīdatāṁ naḥ sa mahā-vibhūtiḥ

Palabra por palabra

agniḥ—el fuego; mukham—la boca con que come la Suprema Personalidad de Dios; yasya—de quien; tu—pero; jāta-vedāḥ—el productor de riquezas o de todo lo necesario para la vida; jātaḥ—producido; kriyā-kāṇḍa—las ceremonias rituales; nimitta—a fin de; janmā—formado por ese motivo; antaḥ-samudre—en las profundidades del océano; anupacan—que siempre digiere; sva-dhātūn—todos los elementos; prasīdatām—que Se complazca; naḥ—con nosotros; saḥ—Él;mahā-vibhūtiḥ—el supremamente poderoso.

Traducción

El fuego, que ha nacido para aceptar las oblaciones en las ceremonias rituales, es la boca de la Suprema Personalidad de Dios. El fuego existe en las profundidades del océano, donde produce riquezas, y se encuentra también en el abdomen para digerir los alimentos y producir diversas secreciones destinadas a mantener el cuerpo. Que esa supremamente poderosa Personalidad de Dios Se complazca con nosotros.