Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.15.77

Texto

na yasya sākṣād bhava-padmajādibhī
rūpaṁ dhiyā vastutayopavarṇitam
maunena bhaktyopaśamena pūjitaḥ
prasīdatām eṣa sa sātvatāṁ patiḥ

Palabra por palabra

na—no; yasya—de quien (del Señor Śrī Kṛṣṇa); sākṣāt—directamente; bhava—por el Señor Śiva; padma-ja-ādibhiḥ—el Señor Brahmā y otros; rūpam—la forma; dhiyā—por meditación; vastutayā—de hecho;upavarṇitam—podría ser explicada; maunena—con silencio; bhaktyā—con servicio devocional; upaśamena—con el fin de las actividades materiales; pūjitaḥ—aquel que es adorado de ese modo; prasīdatām—que Se complazca con nosotros; eṣaḥ—esa; saḥ—la misma Suprema Personalidad de Dios; sātvatām—de los devotos; patiḥ—que es el sustentador, maestro y guía.

Traducción

Ahora, aquí, ante nosotros, está esa misma Suprema Personalidad de Dios, cuya verdadera forma no pueden comprender ni siquiera grandes personalidades como el Señor Brahmā y el Señor Śiva, y a quien comprenden los devotos gracias a su entrega inquebrantable. Que esa misma Personalidad de Dios, que es el sustentador de Sus devotos, y a quien se adora mediante el silencio, el servicio devocional y el fin de las actividades materiales, Se complazca con nosotros.

Significado

Si ni siquiera personalidades excelsas de la talla del Señor Śiva y el Señor Brahmā comprenden debidamente al Señor Kṛṣṇa, ¿qué puede decirse del hombre común? Sin embargo, Él, por Su misericordia sin causa, concede las bendiciones de la devoción a Sus devotos, quienes, de ese modo, pueden comprender a Kṛṣṇa tal como es. Bhaktyā mām abhijānāti yāvān yaś cāsmi tattvataḥ. En todo el universo, nadie puede comprender a Kṛṣṇa en verdad, pero quien se ocupa en servicio devocional puede comprenderle perfectamente. Esto lo confirma también el Señor en el capítulo séptimo del Bhagavad-gītā (7.1):

mayy āsakta-manāḥ pārtha
yogaṁ yuñjan mad-āśrayaḥ
asaṁśayaṁ samagraṁ māṁ
yathā jñāsyasi tac chṛṇu

«Ahora escucha, ¡oh, hijo de Pṛthā!, cómo practicando el yoga con plena conciencia de Mí, con la mente apegada a Mí, puedes conocerme por completo, libre de toda duda». El Señor Kṛṣṇa enseña personalmente la manera de comprenderle a la perfección, libre de dudas. No solo los Pāṇḍavas, sino todos aquellos que acepten con sinceridad las instrucciones de Kṛṣṇa, podrán entender a la Suprema Personalidad de Dios tal y como es. Nārada Muni, tras instruir a Yudhiṣṭhira Mahārāja, ora por las bendiciones del Señor, pidiéndole que Se complazca con todos y que todos alcancen la perfección del estado de conciencia de Dios y vayan de regreso al hogar, de vuelta a Dios.