Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 7.12.11

Texto

etat sarvaṁ gṛhasthasya
samāmnātaṁ yater api
guru-vṛttir vikalpena
gṛhasthasyartu-gāminaḥ

Palabra por palabra

etat—esto; sarvam—todo; gṛhasthasya—de un casado; samāmnātam—descrito; yateḥ api—incluso de la persona que está en la orden de renuncia; guru-vṛttiḥ vikalpena—seguir las órdenes del maestro espiritual;gṛhasthasya—del casado; ṛtu-gāminaḥ—aceptar la relación sexual solo durante el período favorable a la procreación.

Traducción

Todas las reglas y regulaciones se aplican por igual al casado y al sannyāsī, el miembro de la orden de vida de renuncia. El gṛhastha, sin embargo, recibe del maestro espiritual el permiso para tener relaciones sexuales durante el período favorable a la procreación.

Significado

A veces se comete el error de pensar que el gṛhastha, el casado, tiene permiso para entregarse a la vida sexual siempre que lo desee. Este concepto acerca de la vida de gṛhastha es erróneo. En la vida espiritual, todos se someten a la orden del maestro espiritual, tanto el gṛhastha como el vānaprastha, elsannyāsī y el brahmacārī. Los brahmacārīs y sannyāsīs siguen restricciones muy rígidas en lo que se refiere a la vida sexual. Del mismo modo, los gṛhasthas también tienen grandes restricciones. Los gṛhasthassolo deben entregarse a la vida sexual conforme a la orden del guru. Por esa razón, en este verso se menciona que se deben seguir las órdenes del maestro espiritual (guru-vṛttir vikalpena). Cuando el maestro espiritual se lo ordena, el gṛhastha puede ocuparse en vida sexual. Esto se confirma en el Bhagavad-gītā (7.11):dharmāviruddho bhūteṣu kāmo 'smi: La vida sexual que no desobedece las reglas y regulaciones de la religión constituye un principio religioso. Al gṛhastha se le permite la vida sexual durante el período favorable para la procreación y conforme a la orden del maestro espiritual. Si las órdenes del maestro espiritual le permiten ocuparse en relaciones sexuales en un determinado período, el gṛhastha puede hacerlo; por el contrario, si el maestro espiritual se lo prohíbe, debe abstenerse. El gṛhastha debe recibir del maestro espiritual el permiso para observar la ceremonia ritual de garbhādhāna-samskāra. Entonces, y solo entonces, puede tratar de concebir hijos con su esposa. El brāhmaṇa, por lo general, permanece brahmacārī durante toda su vida; los brāhmaṇas que son gṛhasthas solo tienen relaciones sexuales perfectamente reguladas bajo la orden del maestro espiritual. Al kṣatriya se le permite casarse con más de una esposa, pero también eso debe hacerlo conforme a las instrucciones del maestro espiritual. No se trata de que, por ser gṛhastha, pueda tener todas las esposas que desee, y ocuparse en relaciones sexuales siempre que lo desee. Eso no es vida espiritual. En la vida espiritual, todo se realiza bajo la guía del guru. Solo aquel que pone su vida espiritual bajo la dirección del maestro espiritual puede obtener la misericordia de Kṛṣṇa: yasya prasādād bhagavat-prasādaḥ. El que desea avanzar en la vida espiritual pero actúa de modo caprichoso, sin seguir las órdenes del maestro espiritual, no tiene refugio: yasyāprasādān na gatiḥ kuto 'pi. Si el maestro espiritual no se lo ordena, tampoco el gṛhastha se ocupará en vida sexual.