Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 6.12.18

Texto

śrī-śuka uvāca
indro vṛtra-vacaḥ śrutvā
gatālīkam apūjayat
gṛhīta-vajraḥ prahasaṁs
tam āha gata-vismayaḥ

Palabra por palabra

śrī-śukaḥ uvāca—Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; indraḥ—el rey Indra; vṛtra-vacaḥ—las palabras de Vṛtrāsura; śrutvā—al escuchar; gata-alīkam—sin duplicidad; apūjayat—adoró; gṛhīta-vajraḥ—recoger el rayo; prahasan—sonriendo; tam—a Vṛtrāsura; āha—dijo; gata-vismayaḥ—saliendo de su asombro.

Traducción

Śukadeva Gosvāmī dijo: Al escuchar las palabras de Vṛtrāsura, francas e instructivas, el rey Indra le alabó y recogió de nuevo el rayo. Sin confusión ni duplicidad, sonrió y dijo a Vṛtrāsura lo siguiente.

Significado

El rey Indra, el más grande de los semidioses, quedó asombrado al escuchar las instrucciones de Vṛtrāsura, a quien se consideraba un demonio. Le sorprendió el hecho de que un demonio pudiese hablar con tanta inteligencia. Entonces, recordando que grandes devotos como Prahlāda Mahārāja y Bali Mahārāja habían nacido en familias de demonios, pudo salir de su asombro. A veces puede ocurrir que un supuesto demonio manifieste una devoción excelsa por la Suprema Personalidad de Dios. Esa es la razón de que Indra sonriese a Vṛtrāsura en señal de reconocimiento.