Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.7.20

Texto

durāpā hy alpa-tapasaḥ
sevā vaikuṇṭha-vartmasu
yatropagīyate nityaṁ
deva-devo janārdanaḥ

Palabra por palabra

durāpā—que se obtiene muy rara vez; hi—ciertamente; alpa-tapasaḥ—de aquel cuya austeridad es escasa; sevā—servicio; vaikuṇṭha—el trascendental reino de Dios; vartmasu—en el sendero de; yatra—en el cual; upagīyate—es glorificado; nityam—siempre; deva—de los semidioses; devaḥ—el Señor; jana-ardanaḥ—el controlador de las entidades vivientes.

Traducción

Las personas cuya austeridad es escasa difícilmente pueden obtener el servicio de los devotos puros que están progresando en el sendero que va de regreso al reino de Dios, los Vaikuṇṭhas. Los devotos puros están ocupados cien por ciento en glorificar al Señor Supremo, que es el Señor de los semidioses y el controlador de todas las entidades vivientes.

Significado

El sendero de la liberación, como lo recomiendan todas las autoridades, consiste en servir a los mahātmās trascendentalistas. De acuerdo con el Bhagavad-gītā, los mahātmās son los devotos puros que están en el sendero que va a Vaikuṇṭha, el reino de Dios, y que siempre cantan y oyen las glorias del Señor, en vez de hablar de una filosofía árida e improductiva. Este sistema de asociación se ha estado recomendando desde tiempos inmemoriales, pero en esta era de riña e hipocresía lo ha recomendado especialmente Śrī Caitanya Mahāprabhu. Incluso si uno no posee en su haber ninguna austeridad favorable, si, aun así, se refugia en los mahātmās, que están ocupados en cantar y oír las glorias del Señor, con toda seguridad progresará en el sendero que va de regreso al hogar, de vuelta a Dios.