Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.5.15

Texto

tad asya kauṣārava śarma-dātur
hareḥ kathām eva kathāsu sāram
uddhṛtya puṣpebhya ivārta-bandho
śivāya naḥ kīrtaya tīrtha-kīrteḥ

Palabra por palabra

tat—por lo tanto; asya—Su; kauṣārava—¡oh, Maitreya!; śarma-dātuḥ—de aquel que otorga buena fortuna; hareḥ—del Señor; kathām—temas; eva—únicamente; kathāsu—de todos los temas; sāram—la esencia; uddhṛtya—citando; puṣpebhyaḥ—de las flores; iva—así; ārta-bandho—¡oh, amigo del afligido!; śivāya—por el bien; naḥ—de nosotros; kīrtaya—ten la bondad de describir; tīrtha—peregrinaje; kīrteḥ—de glorioso.

Traducción

¡Oh, Maitreya! ¡Oh, amigo del afligido! Las glorias del Señor Supremo son lo único que puede hacerle bien a la gente de todas partes del mundo. Por lo tanto, así como las abejas recogen miel de las flores, ten la bondad de describir la esencia de todos los temas: los temas que tratan del Señor.

Significado

Existen muchos temas para diferentes personas que se encuentran en diferentes modalidades de la naturaleza material, pero los temas esenciales son aquellos que están relacionados con el Señor Supremo. Desgraciadamente, todas las almas condicionadas afectadas por lo material sienten cierta aversión por los temas que tratan del Señor Supremo, debido a que algunas de ellas no creen en la existencia de Dios, y otras creen únicamente en el aspecto impersonal del Señor. En ambos casos, no tienen nada que decir acerca de Dios. Tanto los no creyentes como los impersonalistas niegan la esencia de todos los temas; por consiguiente, se ocupan de diversas maneras en temas que tratan de la relatividad, bien sea en la complacencia de los sentidos o en la especulación mental. Para los devotos puros como Vidura, tanto los temas de las personas mundanas, como los temas de los especuladores mentales, son inútiles en todo aspecto. Por eso Vidura pidió a Maitreya que hablara únicamente la esencia, los discursos acerca de Kṛṣṇa, y nada más.