Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.26.71

Texto

yathā prasuptaṁ puruṣaṁ
prāṇendriya-mano-dhiyaḥ
prabhavanti vinā yena
notthāpayitum ojasā

Palabra por palabra

yathā—tal como; prasuptam—durmiendo; puruṣam—un hombre; prāṇa—el aire vital; indriya—los sentidos para trabajar y registrar conocimiento; manaḥ—la mente; dhiyaḥ—la inteligencia; prabhavanti—pueden; vinā—sin; yena—a quien (la Superalma); na—no; utthāpayitum—despertar; ojasā—por su propio poder.

Traducción

Cuando un hombre duerme, ninguno de sus recursos materiales —es decir, la energía vital, los sentidos para registrar conocimiento, los sentidos para trabajar, la mente y la inteligencia— puede despertarlo. Solo podrá despertarse cuando la Superalma lo ayude.

Significado

En estos versos se da una explicación detallada de la filosofía sāṅkhya, en el sentido de que el virāṭ-puruṣa, la forma universal de la Suprema Personalidad de Dios, es la fuente original de los diversos órganos de los sentidos y de sus deidades regentes. La relación entre el virāṭ-puruṣa y las deidades regentes o las entidades vivientes es tan compleja que el virāṭ-puruṣa no puede ser animado solamente con el ejercicio de los órganos de los sentidos, que están conectados con sus deidades regentes. No es posible despertar al virāṭ-puruṣa o vincularse con la Suprema Absoluta Personalidad de Dios por medio de actividades materiales. El proceso de vincularse con el Absoluto solo se puede ejecutar por medio del servicio devocional y el desapego.