Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.22.7

Texto

diṣṭyā tvayānuśiṣṭo ’haṁ
kṛtaś cānugraho mahān
apāvṛtaiḥ karṇa-randhrair
juṣṭā diṣṭyośatīr giraḥ

Palabra por palabra

diṣṭyā—afortunadamente; tvayā—por ti; anuśiṣṭaḥ—instruido; aham—yo; kṛtaḥ—concedido; ca—y; anugrahaḥ—favor; mahān—gran; apāvṛtaiḥ—abiertos; karṇa-randhraiḥ—con los agujeros de los oídos; juṣṭāḥ—recibido; diṣṭyā—por buena fortuna; uśatīḥ—puras; giraḥ—palabras.

Traducción

Afortunadamente, me has dado tus instrucciones, y de ese modo se me ha concedido una gran bendición. Doy gracias a Dios por haber tenido los oídos abiertos a tus puras palabras.

Significado

Śrīla Rūpa Gosvāmī, en su Bhakti-rasāmṛta-sindhu, ha dado indicaciones acerca de cómo aceptar un maestro espiritual genuino y de cómo relacionarse con él. Primero, el candidato aspirante debe encontrar un maestro espiritual genuino, y después debe recibir ansiosamente sus instrucciones y ejecutarlas. Eso es servicio recíproco. Un maestro espiritual genuino, una persona santa, siempre desea elevar al hombre común que acude a él. Como todo el mundo está bajo la ilusión de māyā, y todos han olvidado su deber primordial, ser conscientes de Kṛṣṇa, la persona santa siempre desea que todos alcancen la santidad. La función de la persona santa es despertar la conciencia de Kṛṣṇa de los olvidadizos hombres comunes.

Manu dijo que era una gran bendición la que recibía con los consejos e instrucciones de Kardama Muni. Se consideró afortunado de recibir ese mensaje por vía auditiva. Aquí se menciona especialmente que hay que ser muy inquisitivo para escuchar con los oídos bien abiertos a la fuente autorizada, el maestro espiritual genuino. ¿Cómo se debe recibir? El mensaje trascendental debe recibirse por vía auditiva. La palabra karṇa-randhraiḥ significa «por el agujero de los oídos». La única parte del cuerpo por la que se recibe el favor del maestro espiritual son los oídos. Pero esto no quiere decir que el maestro espiritual, a cambio de unos dólares, diga al oído un determinado tipo de mantra que permita a quien medite en él alcanzar la perfección y volverse Dios en seis meses. Semejante recepción auditiva es una patraña. La realidad es que un maestro espiritual genuino conoce la naturaleza de cada hombre en particular, y los deberes conscientes de Kṛṣṇa que puede ejecutar, y le instruye de acuerdo con ello. Le instruye por vía auditiva, no en privado, sino en público: «Tienes aptitudes para tal y cual trabajo consciente de Kṛṣṇa. Puedes actuar de esta manera». A una persona se le aconseja que actúe con conciencia de Kṛṣṇa trabajando en la habitación de las Deidades; a otra se le aconseja actuar con conciencia de Kṛṣṇa haciendo trabajo editorial; a otra, que haga labor de prédica; y a otra, que lleve a cabo su labor consciente de Kṛṣṇa en la cocina. En el proceso de conciencia de Kṛṣṇa hay diversos campos de actividad, y el maestro espiritual, que conoce las habilidades particulares de cada persona, las educa de manera que se vuelvan perfectas actuando según sus tendencias. El Bhagavad-gītā deja claro que se puede alcanzar la perfección más elevada de la vida espiritual con simplemente ofrecer servicio según las propias habilidades, del mismo modo que Arjuna sirvió a Kṛṣṇa con su habilidad en el arte militar. Arjuna ofreció su servicio plenamente como hombre de armas, y se volvió perfecto. De manera similar, un artista puede alcanzar la perfección simplemente desempeñando su labor artística bajo la dirección del maestro espiritual. Un hombre de letras puede escribir artículos y poesía para servicio del Señor bajo la dirección del maestro espiritual. Hay que recibir el mensaje del maestro espiritual acerca de cómo actuar según las propias posibilidades, pues el maestro espiritual es experto en dar ese tipo de instrucciones.

La combinación de la orden del maestro espiritual y la fiel ejecución de esa orden por parte del discípulo hace que el proceso entero sea perfecto. Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura, en su explicación del verso del Bhagavad-gītā: vyavasāyātmikā buddhiḥ, explica que aquel que quiera estar seguro de lograr el éxito espiritual debe aceptar la instrucción del maestro espiritual acerca de cuál es su función particular. Debe tratar de ejecutar esa instrucción fielmente, y debe considerarla su vida y alma. La ejecución fiel de la instrucción recibida del maestro espiritual es el único deber del discípulo, y eso le hará perfecto. Se debe poner mucho cuidado en recibir por vía auditiva el mensaje del maestro espiritual y ejecutarlo fielmente. Eso hará que nuestra vida sea un éxito.