Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 3.15.44

Texto

te vā amuṣya vadanāsita-padma-kośam
udvīkṣya sundaratarādhara-kunda-hāsam
labdhāśiṣaḥ punar avekṣya tadīyam aṅghri-
dvandvaṁ nakhāruṇa-maṇi-śrayaṇaṁ nidadhyuḥ

Palabra por palabra

te—aquellos sabios; vai—ciertamente; amuṣya—de la Suprema Personalidad de Dios; vadana—rostro; asita—azul; padma—loto; kośam—interior; udvīkṣya—tras contemplar; sundara-tara—más hermosos; adhara—labios; kunda—flor de jazmín; hāsam—sonriendo; labdha—consiguieron; āśiṣaḥ—objetivos de la vida; punaḥ—de nuevo; avekṣya—mirando hacia abajo; tadīyam—Sus; aṅghri-dvandvam—par de pies de loto; nakha—uñas; aruṇa—rojas; maṇi—rubíes; śrayaṇam—refugio; nidadhyuḥ—meditaron.

Traducción

El hermoso rostro del Señor les pareció como el interior de un loto azul, y la sonrisa del Señor les pareció que era un jazmín que estaba floreciendo. Tras ver el rostro del Señor, los sabios quedaron completamente satisfechos, y cuando quisieron ver más de Él, se fijaron en las uñas de Sus pies de loto, semejantes a rubíes. Así contemplaron una y otra vez el cuerpo trascendental del Señor, de manera que, por último, consiguieron meditar en el aspecto personal del Señor.