Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 10.6.42

Texto

te tatra varṇitaṁ gopaiḥ
pūtanāgamanādikam
śrutvā tan-nidhanaṁ svasti
śiśoś cāsan suvismitāḥ

Palabra por palabra

te—todas las personas que llegaron; tatra—allí (en la proximidades de las propiedades de Nanda Mahārāja); varṇitam—explicado; gopaiḥ—por los pastores de vacas;pūtanā-āgamana-ādikam—todo lo ocurrido con la bruja Pūtanā, que había llegado allí y había causado trastornos; śrutvā—tras escuchar; tat-nidhanam—y acerca de la muerte de Pūtanā; svasti—toda buena fortuna; śiśoḥ—para el bebé; ca—y; āsan—ofrecieron; su-vismitāḥ—que no salían de su asombro ante lo que había ocurrido.

Traducción

Cuando escucharon la historia de la llegada de Pūtanā y de cómo Kṛṣṇa la había matado, los habitantes de Vraja que habían venido de lugares más lejanos no salían de su asombro y ofrecían bendiciones al niño por su maravillosa proeza de matar a Pūtanā. Nanda Mahārāja, por supuesto, se sentía muy endeudado con Vasudeva, que había predicho el incidente, y se lo agradecía de todo corazón, pensando en su maravillosa personalidad.