Skip to main content

CC Madhya-līlā 13.137

Texto

anyera hṛdaya — mana,mora mana — vṛndāvana,
‘mane’ ‘vane’ eka kari’ jāni
tāhāṅ tomāra pada-dvaya,
karāha yadi udaya,
tabe tomāra pūrṇa kṛpā māni

Palabra por palabra

anyera—de otros; hṛdaya—conciencia; mana—mente; mora mana—Mi mente; vṛndāvana—conciencia de Vṛndāvana; mane—con la mente; vane—con Vṛndāvana; eka kari’—como una sola cosa; jāni—Yo conozco; tāhāṅ—allí, en Vṛndāvana; tomāra—Tuyos; pada-dvaya—dos pies de loto; karāha—Tú haces; yadi—si; udaya—advenimiento; tabe—entonces; tomāra—Tuya; pūrṇa—completa; kṛpā—misericordia; māni—Yo acepto.

Traducción

Absorto en los sentimientos de Śrīmatī Rādhārāṇī, Caitanya Mahāprabhu dijo: «“Para la mayoría de la gente, la mente y el corazón son uno; pero, como Mi mente nunca se aparta de Vṛndāvana, Yo considero que Mi mente y Vṛndāvana son uno. Mi mente ya es Vṛndāvana, y a Ti Te gusta Vṛndāvana; ¿Me harías entonces el favor de poner Tus pies de loto allí? Para Mí, eso sería Tu misericordia completa.

Significado

Las actividades de la mente son: pensar, sentir y desear; y por medio de ellas la mente acepta las cosas materialmente favorables y rechaza las desfavorables. Ése es el estado de conciencia de la generalidad de la gente. Pero, cuando la mente no acepta ni rechaza, sino que se fija en los pies de loto de Kṛṣṇa, se vuelve idéntica a Vṛndāvana. Dondequiera que esté Kṛṣṇa, están también Śrīmatī Rādhārāṇī, las gopīs, los pastorcillos de vacas y todos los demás habitantes de Vṛndāvana. De modo que, si fijamos la mente en Kṛṣṇa, se vuelve idéntica a Vṛndāvana. En otras palabras, cuando la mente está completamente libre de deseos materiales y ocupada exclusivamente en el servicio de la Suprema Personalidad de Dios, vivimos siempre en Vṛndāvana, y en ningún otro lugar.