Skip to main content

CC Antya-līlā 20.57

Texto

kuṣṭhī-viprera ramaṇī,  pativratā-śiromaṇi,
pati lāgi’ kailā veśyāra sevā
stambhila sūryera gati,
  jīyāila mṛta pati,
tuṣṭa kaila mukhya tina-devā

Palabra por palabra

kuṣṭhī-viprera—de un brāhmaṇa que tenía la lepra; ramaṇī—la esposa; pati-vratā-śiromaṇi—la más casta de las mujeres castas; pati lāgi’—para satisfacer al marido; kailā—hizo; veśyāra sevā—servicio a una prostituta; stambhila—detuvo; sūryera gati—el movimiento del Sol; jīyāila—revivió; mṛta pati—al marido muerto; tuṣṭa kaila—satisfizo; mukhya—las principales; tina-devā—tres deidades o semidioses.

Traducción

«La esposa de un brāhmaṇa leproso se manifestó como la más casta de las mujeres castas sirviendo a una prostituta para satisfacer a su marido. De ese modo, detuvo el movimiento del Sol, trajo a la vida a su marido muerto y satisfizo a los tres principales semidioses [Brahmā, Viṣṇu y Maheśvara].

Significado

El Āditya Purāṇa, el Mārkaṇḍeya Purāṇa y el Padma Purāṇa cuentan la historia de un brāhmaṇa leproso que tenía una esposa muy casta y fiel. El brāhmaṇa deseaba disfrutar de la compañía de una prostituta, de modo que su esposa se ofreció a ella como sirvienta, simplemente para atraer su atención hacia el servicio de su marido. Cuando la prostituta consintió en relacionarse con él, la esposa le llevó a su marido leproso. Al ver la castidad de su esposa, aquel leproso, hijo pecador de un brāhmaṇa, finalmente abandonó sus pecaminosas intenciones. Sin embargo, mientras regresaba a casa, tocó el cuerpo de Mārkaṇḍeya Ṛṣi, quien entonces le maldijo a morir al salir el Sol. La castidad de la mujer la había hecho muy poderosa; así, cuando supo de la maldición, hizo voto de detener el Sol. Por su fuerte determinación de servir a su marido, las tres deidades —Brahmā, Viṣṇu y Maheśvara— se sintieron muy felices, y le dieron la bendición de que su marido se curaría y volvería a la vida. En este verso se da ese ejemplo para subrayar que el devoto debe ocuparse exclusivamente en la satisfacción de Kṛṣṇa, libre de motivos personales. Eso hará de su vida un éxito.