Skip to main content

CC Ādi-līlā 2.91-92

Texto

atra sargo visargaś ca
sthānaṁ poṣaṇam ūtayaḥ
manvantareśānukathā
nirodho muktir āśrayaḥ
daśamasya viśuddhy-arthaṁ
navānām iha lakṣaṇam
varṇayanti mahātmānaḥ
śrutenārthena cāñjasā

Palabra por palabra

atra — en el Śrīmad-Bhāgavatam; sargaḥ — la creación de los ingredientes del universo; visargaḥ — las creaciones de Brahmā; ca — y; sthānam — el mantenimiento de la creación; poṣaṇam — el cuidado de los devotos del Señor; ūtayaḥ — los estímulos para la actividad; manu-antara — los deberes prescritos dados por los Manus; īśa-anukathāḥ — una descripción de las encarnaciones del Señor; nirodhaḥ — el fin de la creación; muktiḥ — la liberación; āśrayaḥ — el refugio último, la Suprema Personalidad de Dios; daśamasya — del décimo (el āśraya); viśuddhi-artham — con el conocimiento perfecto como finalidad; navānām — de los nueve; iha — aquí; lakṣaṇam — la naturaleza; varṇayanti — describen; mahā-ātmānaḥ — las grandes almas; śrutena — mediante oraciones; arthena — mediante explicaciones; ca — y; añjasā — directo.

Traducción

«“Aquí [en el Śrīmad-Bhāgavatam] se tratan diez temas: 1) la creación de los ingredientes del cosmos; 2) las creaciones de Brahmā; 3) el mantenimiento de la creación; 4) el cuidado especial que se da a quien es fiel; 5) los estímulos para la actividad; 6) los deberes prescritos para los que respetan la ley; 7) una descripción de las encarnaciones del Señor; 8) el final de la creación; 9) la liberación de la existencia material, física y sutil; y 10) el refugio último, la Suprema Personalidad de Dios. El décimo tema es el refugio de todos los demás. Para distinguir este refugio final de los otros nueve temas, los mahājanas los han explicado, directa o indirectamente, con oraciones o comentarios directos.”

Significado

Estos versos del Śrīmad-Bhāgavatam (2.10.1-2) enumeran los diez temas que se tratan en toda la obra. De ellos, el décimo es la sustancia, y los otros nueve son categorías derivadas de la sustancia. Estos diez temas se enumeran como sigue:

1) Sarga: la primera creación de Viṣṇu, la producción de los cinco elementos materiales densos, los cinco objetos de percepción sensual, los diez sentidos, la mente, la inteligencia, el ego falso y la energía material total o forma universal.

2) Visarga: la creación secundaria, la obra de Brahmā al producir los cuerpos móviles e inmóviles del universo (brahmāṇḍa).

3) Sthāna: el mantenimiento del universo por la Personalidad de Dios, Viṣṇu, cuya función es más importante y cuya gloria mayor que la de Brahmā y Śiva, porque, aunque Brahmā es el creador y Śiva el destructor, Viṣṇu es el sustentador.

4) Poṣaṇa: el cuidado y protección especial de los devotos por parte del Señor. Así como un rey mantiene su reino y a sus súbditos, pero, sin embargo, pone un cuidado especial con los miembros de su familia, la Personalidad de Dios cuida de un modo especial a Sus devotos, que son almas que se han entregado a Él completamente.

5) Ūti: el impulso creativo, o poder de iniciativa, que es la causa de toda invención, según las necesidades de tiempo, espacio y objetos.

6) Manv-antara: los períodos controlados por los Manus, quienes enseñan los principios regulativos para los seres vivos que desean alcanzar la perfección de la vida humana. Las reglas de Manu, que se presentan en la Manu-saṁhitā, guían por el camino de esa perfección.

7) Īśānukathā: la información escrita sobre la Personalidad de Dios, Sus encarnaciones en la Tierra y las actividades de Sus devotos. Las Escrituras que tratan de estos temas son esenciales para una vida humana progresiva.

8) Nirodha: la reabsorción de todas las energías empleadas en la creación. Estas potencias son emanaciones de la Personalidad de Dios, que yace eternamente en el océano Kāraṇa. Las creaciones cósmicas, manifestadas con Su aliento, se disuelven de nuevo a su debido tiempo.

9) Mukti: la liberación de las almas condicionadas aprisionadas en las coberturas física y sutil del cuerpo y la mente. Cuando está libre de toda atracción material, el alma, abandonando los cuerpos materiales físico y sutil, puede alcanzar el cielo espiritual en su cuerpo espiritual original y dedicarse al servicio trascendental de amor al Señor en Vaikuṇṭhaloka o Kṛṣṇaloka. Cuando el alma se sitúa en el estado de existencia original que le corresponde, se dice que está liberada. Es posible ocuparse en el servicio trascendental de amor al Señor y llegar a ser jīvan-mukta, un alma liberada, incluso mientras se está en el cuerpo material.

10) Āśraya: la Realidad Trascendental, la verdad más elevada, de quien todo emana, sobre quien todo descansa, y en quien todo se funde tras la aniquilación. Él es la fuente y el soporte de todo. El āśraya también se llama el Brahman Supremo; así, en el Vedānta-sūtra: athāto brahma-jijñāsā, janmādy asya yataḥ. El Śrīmad-Bhāgavatam se refiere en especial a este Brahman Supremo como āśraya. Śrī Kṛṣṇa es ese āśraya, y, por tanto, lo más necesario en la vida es estudiar la ciencia de Kṛṣṇa.

El Śrīmad-Bhāgavatam acepta a Śrī Kṛṣṇa como el refugio de todas las manifestaciones, porque el Señor Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios, es la fuente fundamental de todo, el objetivo supremo de todo.

Sobre este punto se deben considerar dos principios diferentes, a saber: el āśraya, el objeto que da refugio, y el āśrita, los objetos dependientes que precisan de refugio. El āśrita existe bajo el principio original, el āśraya. Las nueve categorías primeras, de las cuales tratan los nueve primeros cantos del Śrīmad-Bhāgavatam, desde la creación a la liberación, incluyendo los puruṣa-avatāras, las encarnaciones, la energía marginal o entidades vivientes, y la energía externa o mundo material, están en la categoría de āśrita. Sin embargo, las oraciones del Śrīmad-Bhāgavatam se dirigen al āśraya-tattva, la Suprema Personalidad de Dios, Śrī Kṛṣṇa. Las grandes almas expertas en explicar el Śrīmad-Bhāgavatam han detallado las otras nueve categorías con gran cuidado, a veces mediante narraciones directas y a veces mediante narraciones indirectas, como, por ejemplo, historias. El verdadero propósito de esto es conocer perfectamente la Realidad Trascendental Absoluta, Śrī Kṛṣṇa, porque la creación entera, tanto material como espiritual, reposa en el cuerpo de Śrī Kṛṣṇa.