Skip to main content

Śrīmad-bhāgavatam 9.24.63-64

Texto

bhoja-vṛṣṇy-andhaka-madhu-
śūrasena-daśārhakaiḥ
ślāghanīyehitaḥ śaśvat
kuru-sṛñjaya-pāṇḍubhiḥ
snigdha-smitekṣitodārair
vākyair vikrama-līlayā
nṛlokaṁ ramayām āsa
mūrtyā sarvāṅga-ramyayā

Synonyms

bhoja — asistido por la dinastía Bhoja; vṛṣṇi — y por los Vṛṣṇis; andhaka — y por los Andhakas; madhu — y por los Madhus; śūrasena — y por los Śūrasenas; daśārhakaiḥ — y por los Daśārhakas; ślāghanīya — por los dignos de alabanza; īhitaḥ — esforzarse; śaśvat — siempre; kuru-sṛñjaya-pāṇḍubhiḥ — asistido por los Pāṇḍavas, Kurus y Sṛñjayas; snigdha — cariñoso; smita — sonrisa; īkṣita — ser considerado; udāraiḥ — magnánimas; vākyaiḥ — las instrucciones; vikrama-līlayā — los pasatiempos heroicos; nṛ-lokam — a la sociedad humana; ramayām āsa — complació; mūrtyā — con Su forma personal; sarva-aṅga-ramyayā — la forma que complace a todos con todas las partes del cuerpo.

Translation

Asistido por los descendientes de Bhoja, Vṛṣṇi, Andhaka, Madhu, Śūrasena, Daśārha, Kuru, Sṛñjaya y Pāṇḍu, el Señor Kṛṣṇa llevó a cabo diversas actividades. Con Sus agradables sonrisas, Su cariñosa conducta, Sus instrucciones y Sus extraordinarios pasatiempos, como levantar la colina Govardhana, el Señor, que advino en Su cuerpo trascendental, complació a toda la sociedad humana.

Purport

SIGNIFICADO: Las palabras nṛlokaṁ ramayām āsa mūrtyā sarvāṅga-ramyayā son significativas. Kṛṣṇa es la forma original. Este verso describe, por lo tanto, a Bhagavān, la Suprema Personalidad de Dios, con la palabra mūrtyā. La palabramūrti significa «forma». Kṛṣṇa, Dios, no es nunca impersonal; el aspecto impersonal no es más que una manifestación de Su cuerpo trascendental (yasya prabhā prabhavato jagad-aṇḍa-koṭi). El Señor es narākṛti, es decir, tiene exactamente la misma forma que los seres humanos. Y, sin embargo, Su forma no es como la nuestra. Por eso la palabra sarvāṅga-ramyayānos informa de que todas las partes de Su cuerpo resultan agradables a todo el que las mira. Además de Su sonriente rostro, todas las partes de Su cuerpo —manos, piernas, pecho— son muy placenteras para los devotos, que no pueden dejar de contemplar constantemente la hermosa forma del Señor.